‘Pre-workout’ natural

En muchos deportes es común recurrir al uso de productos o bebidas energizantes de pre-entrenamiento, sin conocer a profundidad sus mecanismos de funcionalidad y efectos adversos. Estos productos no siempre son la mejor alternativa y también existen opciones naturales que pueden ser auxiliares para el mismo objetivo.

En los diferentes niveles del fútbol americano, consumir estos productos es tan común como utilizar una mica en el casco o aditamentos deportivos junto con el uniforme de juego; sin embargo, al preguntar a jugadores respecto al conocimiento de ingredientes de los productos o probables efectos adversos ligados a su uso, lamentablemente existe una respuesta negativa de forma repetida.

La mayoría de los productos pre-entrenamiento están llenos de estimulantes del sistema nervioso central como cafeína, taurina, tirosina, etc. También, tienen añadidas otras sustancias como: aminoácidos, carbohidratos, beta-alanina y precursores de óxido nítrico. 

En cuanto a los efectos no deseados provocados por dosificaciones excesivas o injustificadas, se encuentran probables alteraciones en el sistema nervioso central como insomnio e, inclusive, cambios no esperados en el ritmo cardiaco. Se puede provocar aumento de la frecuencia cardiaca aún en reposo; considerando que durante el entrenamiento se realizan esfuerzos extenuantes que también incrementan la respuesta cardiaca, notaremos que existe el riesgo una falla que ocasione daños irreversibles en este órgano. Otros efectos, quizá no tan severos, pero mucho más comunes, son la sensación de nerviosismo, temblores, dolor de cabeza, náuseas y percepción de exceso de energía.

Aquellos que recurren a estos productos, sin orientación profesional, pueden provocarse lesiones sin notarlo directamente debido a que la percepción del exceso de energía puede permitir realizar repeticiones en demasía, trabajar con peso excesivo o a intensidades superiores a las acostumbradas. Este efecto puede disfrazar erróneamente los mecanismos que nos permiten percibir los límites del esfuerzo muscular, antes de ocasionar un daño durante el entrenamiento. A largo plazo no se permite la recuperación necesaria para crear mecanismos de adaptación metabólica e hipertrofia muscular.

Los precursores de óxido nítrico son de las sales más utilizadas como “pre-workout”. Estas sustancias provocan un aumento en el diámetro de vasos sanguíneos que incrementa el flujo sanguíneo hacia el músculo, beneficiando la contracción muscular; sin embargo, este efecto podría no ser tan recomendado en una disciplina deportiva de contacto que incluya riesgo elevado de impactos a la cabeza en sus periodos competitivos.

De acuerdo con investigaciones, se ha encontrado que el betabel tiene efectos positivos para regulación de tensión arterial, antioxidantes, antiinflamatorios y contiene precursores del óxido nítrico, gracias a su alto contenido de nitratos. También, se ha observado que el jugo de betabel incrementa el rendimiento aeróbico, así como el aumento a la tolerancia a los ejercicios de fuerza y potencia. Bastaría incluir este alimento o jugo en cantidades y momentos adecuados para obtener los beneficios buscados. El acercamiento a un nutriólogo de confianza para llegar a la prescripción ligada a los objetivos y la dosificación adecuada, es lo recomendable en caso de optar por este tipo de productos.

Cabe mencionar que la mayoría de las sustancias que contienen todo tipo de suplementos se pueden encontrar en alimentos de manera natural, por lo que una buena selección puede orientar a consumirse y llegar a los beneficios buscados sin poner en riesgo la integridad física o estado de salud.

Raquel J. Benítez Salas

Coordinación Nutrición LFA

Avatar
Últimas entradas de Mesa de Redacción (ver todo)

Deja un comentario