miniLFA_Logo_Plata-01

Pateadores, posición clave para lograr el campeonato

Ambos equipos contendientes al Super Bowl LVII cuentan con jugadores sumamente talentosos en ofensa y defensa que podrían generar una situación o cambio de juego importante en cualquier momento.

La mayoría de los MVPs, al término del encuentro, son entregados a receptores, pasadores o defensivos que tuvieron presencia en diferentes situaciones cruciales para el resultado.

Teniendo equipos tan completos y equilibrados, será atractivo dirigir la atención al desempeño de sus pateadores, ya que esta posición podría ser la clave para lograr el campeonato.

El gesto deportivo de los pateadores consiste en transferir fuerza para proyectar el balón en un punto determinado del campo, ya sea para alejar a la próxima seria ofensiva o sumar puntos al marcador. Entre las habilidades que caracterizan a esta posición se encuentran la fuerza en tren inferior, técnica, flexibilidad, velocidad y precisión. Para evaluar su desempeño no solo es importante considerar la puntuación obtenida por goles de campo o el sumar puntos extra al marcador; también se contabilizan las yardas y colocación que permitan una mejor posición defensiva a su equipo posterior a una patada de despeje.

La mayoría de los pateadores de NFL tiene un porcentaje de aciertos del 80% para goles de campo y 90% para los puntos extra en temporada regular; sin embargo, es entendible que esos números sean variables durante un Super Bowl volviendo a esta posición una de las mas presionadas del encuentro.

Los inmensos estadios llenos, la multitud a favor y en contra, las situaciones del juego que requieran su participación son solo algunos de los factores ambientales que pueden influir en el desempeño y concentración del jugador; también hay que reconocer que la afición rápidamente puede convertirlos en los principales culpables de una derrota o héroes según los resultados obtenidos.

Harrison Butker, pateador de Kansas City Chiefs ha tenido un excelente desempeño dentro de los estándares esperados para su posición, incluso posterior a la lesión mas seria en su carrera deportiva que experimento a inicios de la temporada. Durante la final de conferencia completó un gol de campo de 45 yardas que le dio la victoria a su equipo.

En cuanto a Jake Elliott de Philadelphia Eagles, no hay que pasar por alto que obtuvo un reconocimiento como mejor jugador de equipos especiales durante la semana 14, después de haber realizado 5 goles de campo contra New York Giants; sin embargo, el reconocimiento estuvo lleno de polémica ya que recibió acusaciones de los oficiales de campo respecto a la supuesta utilización de un objeto para levantar ligeramente el balón del suelo durante sus colocaciones realizadas por Arryn Siposs.

Sin duda alguna, será un juego muy interesante en el que valdrá la pena observar el desempeño de ambos pateadores. ¡Feliz Super Bowl LVII!

Luis Gerardo Vázquez Villarreal

Director Médico y Ciencias Aplicadas al Deporte LFA

Deja un comentario