Semana 10 de la NFL y no deja de sorprendernos.

–        Un campeón es alguien que no se rindió cuando ellos querían que lo hiciera.

–       Tom Landry

Esta frase del legendario coach miembro del salón de la fama y campeón de Súper Tazón con los Vaqueros de Dallas se vio reflejada en muchos de los juegos de esta semana 10 de la máxima liga de fútbol americano en el mundo. De nueva cuenta la NFL nos mostró que puede ser todo menos predecible.

Para arrancar esta jornada de juegos, los Cuervos de Baltimore visitaban en Miami a los Delfines en un juego que parecía de mero trámite para los jugadores del coach Harbaugh, al momento del juego las cosas fueron muy diferentes con unos Delfines que se encontraban ganando al medio tiempo, para el tercer cuarto las cosas cambiaron con la lesión de Jacoby Brissett que dio entrada a Tua Tagovailoa quien sería participé en una de las jugadas más épicas en la historia de la NFL y que lamentablemente no contó, la defensiva de Miami regresaba un fumble six que sentenciaría a Baltimore que perdió el juego 10 a 22.

Los juegos del domingo arrancaron con una paliza de los Vaqueros de Dallas quienes derrotaron a los Halcones de Atlanta 43-3, el marcador dice todo, gran juego de Dak Prescott, CeeDee Lamb y Ezekiel Elliot, cuidado con esa ofensiva rumbo a diciembre.

Santos y Titanes dieron un juego de ida y vuelta donde Trevor Siemian demostró que puede cargar con el peso de la posición de mariscal de campo en Nueva Orleans, sin embargo no fue suficiente para evitar la derrota de su equipo en un gran juego ofensivo de Tennessee que parecen no extrañar tanto a Derrick Henry.

Los Jaguares visitaron a los Potros en Indianápolis y los hicieron sufrir en el último cuarto de juego pero un gol de campo de Michael Badgley le dio una ventaja de seis puntos a los locales, diferencia que ya no soltaron hasta el final del juego por un marcador de 23-17.

Los Patriotas también barrieron el suelo con los Browns con un marcador final de 45-7, la defensiva se ve muy sólida en Nueva Inglaterra y es bien complementada por un buen juego ofensivo. Como es de costumbre el equipo de Bill Bellichick levanta en estas fechas y se puede convertir en un rival fuerte en postemporada.

Mientras que otros dos miembros del este de la americana se enfrentaron cuando los Bills viajaron a Nueva York para medirse con los Jets, como era de esperarse, Josh Allen reafirmó su condición para buscar ser el jugador más valioso de la campaña con otro gran despliegue de su ofensiva con gran colaboración de Steffon Diggs con un marcador de 45-17.

 Los Leones viajaron a Pittsburgh en un duelo que, a pesar de la falta de “Big Ben”, parecía que sería para los Acereros; el juego fue completamente diferente con un despertar ofensivo en Detroit que por tierra respondió para llevar el juego a tiempo extra. Instancia en la que parecía que ni uno ni otro quería ganar, cuando Pittsburgh estaba en posición de gol de campo el novato Pat Freiermuth perdió el balón con menos de 10 segundo en el reloj dando el primer empate de la campaña 16-16.

Otro duelo de sorpresas fue el de Tampa y Washington, parecía que los Bucaneros después de su semana de descanso estarían listos para regresar a la senda del triunfo pero Tayloy Heincke y Ron Rivera tenían otros planes con fuertes embates ofensivos de la mano de Terry McLaurin y Antonio Gibson que al final le dieron la victoria al equipo de fútbol americano; lamentablemente Chase Young saldría del partido por lesión y se pierde el resto de la temporada.

El regreso de Cam Newton a Carolina no pudo ser más de película, regresando a su primer equipo en el lugar que lo vio debutar como profesional frente a los Cardenales; su primer acarreo y primer pase lanzado fueron de anotación. I’m back! Gritaba SuperCam para llevarse otra victoria a Carolina y prepararse para regresar a la titularidad con las Panteras.

Cargadores y Vikingos se midieron en una guerra sin cuartel de ofensivas poderosas, toma y daca de ambos lados donde al final Kirk Cousins y su cuerpo de receptores fueron clave para avanzar sobre la defensiva de Los Ángeles. Justin Herbert y los Cargadores se tuvieron que conformar con la derrota cayendo 27 a 20 en casa.

Filadelfia visitó a los Broncos en Denver para sumar otra victoria en búsqueda de un lugar como comodín en la conferencia nacional, Devonta Smith celebró su cumpleaños con una anotación y la defensiva regresó un balón suelto a la zona prometida para llevarse la victoria 30 a 13.

Seattle fue a la tundra congelada en Lambeau para regresar con las manos vacías en un duelo que durante tres cuartos completos se mantuvo tres a cero, Aaron Jones saldría lesionado pero el joven AJ Dillon tomó el control del juego con dos anotaciones que le dieron la victoria a los empacadores. Es el primer juego en la carrera de Russell Wilson que se va sin puntos.

El domingo por la noche parecía tener un toque especial por el momento de Las Vegas y Kansas (añadiendo su constante lucha por la división en la temporada). Parece que Mahomes y compañía encontraron la forma para regresar a lo que los llevó a jugar dos Súper Tazones con 406 yardas aéreas para 15 de los Jefes y un buen juego defensivo que no le permitió estar cómodo a Derek Carr, marcador final Jefes 41, Raiders 14.

El lunes por la noche cerró con un juego divisional entre 49’s y Carneros, duelo que históricamente trae grandes juegos consigo, esta vez no fue la ocasión pues los de San Francisco dieron un golpe de autoridad al vencer por tres posesiones a uno de los candidatos para llegar al Súper Tazón. Gran actuación de la defensiva de los niners junto con Jimmy G y Deebo Samuel.

La semana 11 arrancará con la visita de Nueva Inglaterra a Atlanta para continuar el domingo con juegos que pueden ser de muchas emociones. Particularmente Kansas y Dallas podrían ser partícipes de uno de los mejores partidos del año con los Jefes encontrando ritmo y los Vaqueros ya con forma de postemporada; la jornada cerrará con la visita de los Gigantes a Tampa para enfrentar a Tom Brady que históricamente sufre con el equipo de Nueva York.

Así cerramos una semana más de NFL, recordando que los juegos de noviembre siempre son importantes para cerrar fuerte rumbo a las instancias finales en busca de un anillo de Súper Tazón.

Por: Carlos Arturo Ávila Díaz

Avatar
Últimas entradas de Mesa de Redacción (ver todo)

Deja un comentario