Pensamiento defensivo

      No hay comentarios en Pensamiento defensivo

Más que nunca, es un momento para reconsiderar con lo que contamos para hacer uso de ello de la forma más adecuada posible para recuperar algo de lo que perdimos o, incluso, dejamos de percibir.

En el fútbol americano hay dos lados, el ofensivo y el defensivo. Cada uno cuenta con sus potenciales formas de dominar al otro. De eso se trata el juego, en realidad.

La cotidianidad también tiene esas partes y lo podemos ver en muchos ejemplos. Lo interesante es identificar las habilidades de cada uno para poder darles el uso adecuado en momentos específicos.

No obstante, hay figuras en cualquier contexto, que dirigen a los grupos. Esas figuras son los líderes (coaches)y, dependiendo de su dirección, es cómo se ponen en práctica las planeaciones.

Los jugadores defensivos cuentan con responsabilidades muy interesantes y su desempeño es una manifestación de lo que pueden conseguir. El estado de alerta es una constante ante cualquier señal que obtenga de su contrincante pues puede resultarle un indicio de lo que sucederá y él debe reaccionar o precipitar.

Haciendo una alusión a la cotidianidad, podemos decir que estamos en “modo defensivo” el cual nos mantiene buscando el momento de anticipación para no ser vulnerados o contener lo que nos amenaza.

Este deporte de caballeros puede hacer una recreación de muchas escenas de la cotidianidad. Será interesante poder adoptar una mentalidad defensiva (refiriéndonos al fútbol americano) que se convierta en el complemento de la ofensiva para encontrar el equilibrio necesario.

In order to perform well on the playing field, a defensive lineman must be multitalented and multidimensional. He must be explosive, disciplined, and, in a way, a controlled fanatic. To get the most out of all of his defensive linemen, the coach must be creative in his choice of drills and wary of spending too much time on any one skill. (101 Defensive drills, Mark Snyder, 1999, p. 7)

“Para tener un buen desempeño en el campo de juego, un liniero defensivo debe ser polifacético y multidimensional. Debe ser explosivo, disciplinado y, en cierto modo, un fanático controlado. Para aprovechar al máximo todos sus linieros defensivos, el entrenador debe ser creativo en su elección de ejercicios y tener cuidado de no dedicar demasiado tiempo a una habilidad.”

Todas las posiciones son piezas importantes en este deporte, pero si las conocemos una a una, es posible encontrar las similitudes con quienes convivimos o en nosotros mismos.

Solo es cuestión de prestar atención.

Por: Cinthya García Guerrero

Cinthya García
Redes
Últimas entradas de Cinthya García (ver todo)

Deja un comentario