Lo que nos dejó la temporada de ensueño de Liga Mayor 2022

El football estudiantil está prácticamente cerrando las puertas este año y vaya que nos dejó grandes cosas, sorpresas, juegos de calidad; definitivamente una temporada que pasará a la historia y que se quedará grabada en todos nosotros.

No hay ni por dónde empezar debidamente, porque todas las conferencias nos reglaron historias por escirbir…

La conferencia Nacional Centro inició con todo en el kickoff con un juego entre Tecos vs Búhos en el Casco de Santo Tomás y a partir de ahí nos subimos a la tecosmanía con este equipo de Gudalajara que se mantuvo invicto hasta la semifinal, donde los Frailes del Tepeyac, después de andar dos años sin actividades, eliminaron a los invcitos en su casa, siendo una de las grandes sorpresas.

Los Búhos que fueron de menos a más y cerraron con un campeonato en series extra contra los mismísimos Frailes consiguiendo, una vez más, posicionarse en lo más alto de su grupo. Por otro lado, Toros Chapingo y Leones Anáhuac Querétaro como los equipos peligrosos y silenciosos, pero que se quedaron cortos para dar su siguiente paso respectivamente.

La Nacional tuvo a unas Águilas UACH que arrancaron de manera amenazante con partidos con más de 38 puntos y prácticamente sin respuesta, llevando su invicto hasta el campeonato al vencer a Lobos UAdeC, equipo que había dominado la conferencia por años consecutivos.

Al mismo tiempo, la locura se dio cuando los Leones Cancún vencieron a Lobos UAdeC en temporada regular y lo inimaginable llegó cuando Borregos Querétaro, que había competido con Lobos UAdeC llevando el juego a series extra, favoritos de su grupo para pasar a playoffs, perdió contra Cardinals del Bajío, un equipo que se esperaba no tuviera problema, sin embargo eso los dejó prácticamente fuera de playoffs con rostros anonadados.

En los catorce grandes, ni se diga, sucedieron cosas que nos tendrán hablando de eso un buen rato.

Los dos equipos que terminaron siendo protagonistas de la final tuvieron sus partidos cerrados: Borregos Monterrey tuvo sus juegos “no aptos para cardiácos” contra Pumas CU y Burros Blancos, mientras que Auténticos sufrió contra Borregos CEM y Borregos Puebla.

Hablando de Borregos Puebla, sin duda el caballo negro de la temporada dándonos gratas sorpresas y mucho dominio a la defensiva.

Tuvimos unas Águilas Blancas indescifrables, pero que nos regalaron dos grandes clásicos, uno que por cierto se fue a series extras, y si hablamos del IPN también los Burros Blancos nos regalaron esperanzas, siendo al mismo tiempo de los pocos equipos que le compitieron en su momento a los dos equipos regios.

Por último, pero no menos importante… cómo dejar pasar el renacimiento de los Aztecas de la UDLAP, pero sobretodo el de Borregos CCM.

El furor de la final regia no se va a quitar hasta que sea el kickoff de la temporada 2023 y aún así es dudoso, definitivamente será un partido que nadie olvidará. Fue, dicho por la mayoría, el mejor partido de Liga Mayor (al menos de la época moderna).

Sin duda ya nos debemos de empezar a acostumbrar a tener este tipo de temporadas ahora que todo el football está unido y el nivel de competencia ha incrementado así como la especialización en la preparación de los jugadores junto con el planteamiento de jugadas por parte de los coaches.

¿Qué nos deparará el próximo año en el máximo nivel de football estudiantil? Lo averiguaremos y lo esperaremos con ansias, porque han pasado solo 72 horas desde que se pitó el final y ya lo extrañamos.

Deja un comentario