La experiencia puede dar la razón

El tiempo debe considerarse como un aliado, siempre.

Lo que va ocurriendo solo proporciona lecciones y aprendizajes que serán herramientas valiosas para enfrentar más situaciones.

Un gran aliado es la memoria. Ella nos recuerda la lección en cuanto se presenta una situación con características similares. Ese “recordatorio” es excelente elemento para saber cómo reaccionar ante el estímulo.

Además, los conocimientos adquiridos solo suceden a través de un periodo lo suficientemente extenso para que se llegue a fijar en la mente. De nada sirve contar con un gran cúmulo de “archivos” en un “disco extraíble”, si no los hemos abierto, leído y descargado en nuestro disco duro. Y eso, lleva su tiempo.

Algo así sucede también en el fútbol americano y las muestras están por todos lados en este momento.

Una de las claves del éxito es la disciplina para repetir hasta el cansancio las jugadas que se han diseñado. Una y otra vez, hasta que las jugadas se ejecuten de forma impecable. Para eso, se necesita tiempo, también.

Los errores proporcionan lecciones que surtirán su efecto, con el tiempo.

Un buen plan de juego requiere del conocimiento tanto de los jugadores como del rival y para realizar ese plan de forma efectiva, cada elemento tardó lo que se precisaba.

Más allá de la emoción porque se lleve a cabo una nueva temporada de la Liga de Fútbol Americano Profesional, el “plan de juego” está en plena elaboración. Los elementos están; solo falta ese periodo (de aparente agonía para muchos) que permita que las cosas sucedan, a su tiempo.

Por: Cinthya García Guerrero

Cinthya García
Redes

Deja un comentario