La evolución de la línea ofensiva

El fútbol americano, como todos los demás deportes y la vida, continúa en constante cambio, evolucionando el juego y por consecuencia el mismo desarrollo, así como la preparación de los jugadores. Entre muchas de las posiciones que han sufrido cambios notorios, la línea ofensiva no se queda atrás, mostrando un paquete aún más agresivo en el playcall. 

Una de las principales funciones de la línea ofensiva es la protección del quarterback, son esa muralla que le da la seguridad al quarterback para establecer la ofensiva en cada jugada, a su vez, tienen la importancia de abrir los huecos al corredor para poder obtener el mayor número de yardas posibles. ¿Cuál y cómo ha sido el cambio de estos enormes jugadores?

Empecemos precisamente por el tamaño. 

Los linieros ofensivos siempre se han caracterizado por ser jugadores “pesados” de gran altura y desde el inicio de la historia del fútbol americano se les empezó a referir a estos jugadores como los “gorditos”. 

Los requisitos de estos jugadores, en la actualidad, continúan siendo los mismos: que midan más de 1.90 y que pesen más de 120 kilos , sin embargo, ante el aumento de velocidad del juego en los últimos 40 años, también se busca una reacción efectiva en cada snap involucrando un buen juego de pies, agilidad y correcto uso de las manos, lo que ha llevado a los jugadores a sí, pesar grande, pero su atletismo ha cambiado en absoluto lo que también los ha hecho percibirse aún más estéticos. 

Finalmente, el último cambio que se ha vuelto más popular, efectivo e inclusive lo que ha denotado el gran trabajo de estos jugadores y la importancia de desarrollar una línea ofensiva agresiva en estos años es el tema del mandar a los linieros al segundo nivel para continuar con la limpieza en el carril y así el corredor pueda explotar aún más lo huecos ¿En qué afecta esto?

Además de involucrarse todavía más en el juego, se les exige una mayor demanda en la preparación para que mantengan un ritmo similar al corredor en el arranque y así se cree una armonía en el desarrollo de la jugada. 

Si tienen la oportunidad de percibir estos tipos de detalles en las jugadas podrán contemplar lo agresivo, pero al mismo tiempo,  es una obra de arte, siempre y cuando se tenga al hombre correcto para hacer el espacio. 

Los linieros ofensivos son conocidos como los héroes sin capa, pero es casi oficial, que ya podemos empezar a darle las capas correspondientes, pues está totalmente confirmado que una buena línea ofensiva es la base de todo, pero una excelente línea es una de las claves para el éxito de la producción de touchdowns.  

¿Cuántos linieros efectivos nos vienen a la mente en estos momentos?

Deja un comentario