Enfrentamiento con un “gigante”

Las indicaciones se han dado de forma gradual y han sido modificadas conforme pasan las semanas. Comenzamos la cuarentena con un plazo tentativo que ha ido en aumento de acuerdo al avance del virus. No ha sido sencillo y, menos, por la indiferencia mostrada por algunos; mientras otros procuramos atender cada uno de los detalles para evitar que sea un contagio con multiplicación exponencial.

La analogía podría ser irreal, pero quien puede imaginarla y entenderla, le dará sentido.

Un equipo de la LFA estaba pasando por momentos de acoplamiento importantes. Nuevo head coach, compañeros nuevos y hasta administrativos recién integrados. El panorama y el transcurso de la temporada no le favorecía. Algo faltaba… ¿quién lo sabía? si todos los elementos necesarios para “dar pelea” se conjuntaron.

En esa situación, podríamos considerar a la sociedad de nuestro país. Lo necesario está y eso es la gente para poder realizar lo que se planea y se considera adecuado para tomar acciones en circunstancias específicas.

Imaginar los momentos previos a que ese equipo rojo y blanco saliera al campo (con los pronósticos en contra) para enfrentar al temido conjunto aurinegro, campeón, con un grupo de receptores nutrido de talento y una defensiva que amenaza cualquier plan de juego, era el reto. La mentalidad puede ser el “ingrediente” que, sabiéndolo dosificar, conseguirá hacer del “preparado” un éxito o un fracaso pues el azar no es una condicionante en este tipo de desafíos.

En sentido figurado, somos Mexicas en un sábado 7 de marzo de 2020, pues el próximo lunes (inicio de junio) y fecha en que habrá reintegración gradual a algunas actividades laborales, representa a Condors. Esa exposición es el “gigante” al que enfrentaremos a partir de los siguientes días, guardando las debidas proporciones.

¿Qué es lo que se requiere en una situación que nos compromete fuertemente?

La similitud del fútbol americano con los enfrentamientos cotidianos es grande y basta con adentrarse un poco en la filosofía de este deporte para reconocer las formas que pueden adoptarse al “aventurarse” y hacerle frente a cualquier situación adversa.

Football, in its purest form, remains a physical fight. As in any fight, if you don’t want to fight, it’s impossible to win! (Bud Wilkinson)

“El fútbol americano, ​​en su forma más pura, sigue siendo una pelea física. Como cualquier pelea, si no quieres pelear, ¡es imposible ganar!”

El resultado del juego entre Mexicas y Condors fue una muestra de la preparación para una confrontación complicada, pero no imposible. Y es una metáfora de lo que podemos esperar del momento en que comencemos a retomar la actividad que, si bien no será un regreso a la rutina por completo, puede ser lo suficientemente normal en la medida en la que nos preparemos para ella.

Por: Cinthya García Guerrero

Cinthya García
Redes
Últimas entradas de Cinthya García (ver todo)

Deja un comentario