El “terror” de los ‘quarterbacks’ de la LFA

Cada año la LFA nos deja nuevas historias de jugadores que “brillan” dentro del campo y demuestran la gran calidad del talento mexicano.

En 2020, si buscamos playmakers, vale la pena voltear la mirada hacia el norte y considerar el nombre de Jorge Revuelto, strong safety número 21 de Dinos de Saltillo. 

Revuelto fue una de las claves para que Dinos iniciara el 2020 con récord de 3-0 y concluyó la temporada como líder en de toda la LFA en intercepciones, pues registró 4 con un pick six incluido. 

Además, colaboró con la defensiva con 18 tackleadas y 4 tackleos asistidos, siendo uno de los más productivos de su equipo en este departamento. 

“Revell”, como lo conocen sus compañeros de equipo, llegó a la “ola morada” como uno de los 10 refuerzos de los saltillenses para la temporada 2020, su primera en la LFA.

De inicio, su nombre no brillaba mucho entre los de otros refuerzos de Dinos, como el corredor campeón con Mayas Omar Cojólum y seis extranjeros que firmó la escuadra jurásica.

Sin embargo, el jugador nacido en Parral, Chihuahua, siempre confió que, tras un proceso de adaptación y arduo trabajo diario, podría demostrar su calidad.

El mismo jugador reconoció en una entrevista a inicios de temporada que con Dinos se sentía “como en casa”.

“Desde que llegué al equipo, me recibieron con los brazos abiertos y ha sido muy grato el apoyo que he tenido por parte de todos, de mis compañeros, del staff, de los coaches; siempre me han dado todo el soporte y la confianza para desenvolverme dentro del campo y me he sentido muy a gusto”, confesó.

Y así fue. Desde las primeras semanas de juego, Revuelto comenzó a dejar muestras de que se había preparado para ser uno de los referentes de la defensiva de Dinos, tanto así que en la semana 2 tuvo una de sus actuaciones más brillantes y fue reconocido como jugador más valioso, nada menos que del Clásico del Norte contra Fundidores.

En ese partido, Jorge Revuelto registró 1 intercepción, 1 anotación, 1 fumble recuperado, 1 patada bloqueada y 5 tackleadas. No solo se convirtió en un verdadero “dolor de cabeza” para el equipo de Monterrey, sino que fue la pieza clave para que su equipo se llevara la victoria de visita por marcador de 23 a 15, amargando el debut de los regios en su nueva casa, el Estadio del Tec.

Lo doloroso fue que, a pesar de este gran primer año, Revuelto vio interrumpida de tajo su temporada cuando Dinos marchaba con récord de 3-2 debido al parón decretado por la emergencia sanitaria en el país a causa del coronavirus.

Pero Jorge se reconoce como un hombre de retos durante toda su carrera como jugador de fútbol americano, que inició desde los ocho años y, aunque “se quedó con las ganas” de levantar el Tazón México V, aún tiene la “puerta abierta” para lo que sería su mayor logro deportivo: jugar en el extranjero.

Esto porque el número 21 de la “ola morada” es uno de los elementos mexicanos que aspira a probar suerte en Canadá, como parte de la segunda generación de #MexICANstars que buscarían un lugar en los equipos de la CFL.

Si se da esa oportunidad, el jugador sabe que requerirá mucho compromiso y trabajo, sobre todo porque sabe lo que es competir contra jugadores de otros países, pues en sus años colegiales, con las Águilas de la UACH, tuvo al menos cinco convocatorias a Selección Nacional y fue parte del roster Campeón del Mundial Universitario 2016, en Monterrey.



En más de una ocasión, Revuelto ha reconocido públicamente que fue, gracias a esos torneos internacionales y al roce con jugadores de otros países, que logró crecer más como jugador de fútbol americano, por lo que llegar a un equipo de la CFL sería un reconocimiento a una carrera brillante de este talento Hecho en México.

Por: Emmanuel Hernández

Emmanuel Hernández

Deja un comentario