El reto para el head coach Iván Martínez

Trasladar la historia de un equipo a otra ciudad es un gran reto en todos los aspectos y probablemente esta tarea cayó en las manos correctas con la llegada del head coach César Iván Martínez al equipo Mayas (ahora) de Puebla. 

El anuncio de la nueva sede para el único equipo bicampeón en la historia de la LFA causó mucho “ruido” y, por supuesto, la “vara quedó muy alta”; sin embargo, todos merecemos una oportunidad, sobre todo cuando se tiene la camiseta bien puesta como es el caso del coach Martínez. 

Existen 4 razones principales que le movieron el corazón para formar parte del staff del equipo: primero, que fuera Mayas, estar en Puebla, ser profesional y la oportunidad de convertirse en el primer mexicano en dirigir dos equipos profesionales de disciplinas diferentes. Consciente del trabajo que implica, pero también disfrutando cada parte del proceso. 

“Mayas es una franquicia histórica, la más ganadora y muy exitosa. Yo le pido a toda la afición que exijan profesionalismo de nosotros. Exijan los valores que vamos a inyectar en el equipo. Seremos una organización que se maneje de manera digna y se vuelva un ejemplo y guía para las jóvenes generaciones.”

Uno de los aspectos más importantes para el coach Martínez es la conexión humana; sobre todo después de lo que se ha vivido con el COVID-19. Para él es muy importante tener ese factor latente en nuestro día a día. Además, busca aportar e influir de manera positiva con las oportunidades que se pueden presentar en el deporte. 

Es por ello que una de las primeras acciones que realizó cuando se hizo oficial su nombramiento como head coach en el equipo, fue entrevistar a cada uno de sus jugadores para conocerlos un poco más;  preguntándoles qué es lo que están viviendo, cómo se están sintiendo, qué aspiran en la vida y lo que les llama la atención de ser parte de Mayas en este nuevo capítulo.

A pesar de las dificultades que se pueden presentar en la incorporación del equipo por la pandemia, el head coach ha buscado sacar el provecho posible a las herramientas que pueden ayudar a conectar a la gente y llegar más unidos, una vez que arranquen los entrenamientos. 

Puede que el proceso sea un poco lento por la situación en la que nos encontramos, pero el coach Iván Martínez tiene una energía que contagia a la gente de Puebla y él se siente más que emocionado de poder formar parte de esta historia, quizá sea momento de sentarnos a observar lo que puede ofrecer.

Por: Fernanda Mayen

Deja un comentario