El Kickoff de la temporada 2020. Raptors vs. Mexicas.

Raptors de Naucalpan vs. Mexicas de CDMX

No era la primera vez que se jugaba en el estadio de Perros Negros; sin embargo y

para hacerlo más especial, se le asignó el Kickoff de la temporada 2020 de  entre Mexicas y Raptors.

Estar en casa, teóricamente, da una ventaja, pero tanto para Mexicas como para los visitantes, la oscuridad les jugó como rival y aliada a la vez. De tal manera que añadió un poco de drama al caer la noche por lo complicado para los jugadores en definir la dirección del balón.

Debido a estas circunstancias, se vieron grandes acarreos por ambos equipos. Entre los excelentes corredores de ambos equipos formaron parte del ataque terrestre que estuvo moviendo la bola en constantes ocasiones; volviéndose un juego de lento proceso, pero muy atractivo. 

De la misma forma, otro aditivo que volvió este partido especial, fue ver a las dos primeras selecciones de los equipos tomar un papel muy importante en el desarrollo del juego. 

Por un lado Jerónimo Arzate (número 12) logró interceptar en dos ocasiones a Bruno Márquez (número 13) y también bloqueó un despeje. Así como el receptor Ricardo Sainz (número 29) aportó en momentos cruciales para continuar con la ofensiva de la “furia verde”.

Probablemente el hecho de ser el primer juego, las ofensivas no se vieron tan efectivas, pero hay que reconocer que las defensivas fueron las protagonistas aquella noche en Naucalpan.

La defensiva de Raptors se caracterizó por ser contundente ya que detuvo en más de una ocasión en zona roja a Ricardo Quinatana y compañía, provocando algunas pérdidas de balón y permitió únicamente tres puntos a la ofensiva. 

Por otro lado, la defensiva de Mexicas fue hiriente, ya que a pesar de la derrota dejó un daño más fuerte. No solo presionaron constantemente a Bruno Márquez o lograron interceptar en dos ocasiones. Fue una lesión en la mano de Márquez, debido al duelo tan físico, lo que perjudicó más adelante en sus números, añadiendo un toquecito de adversidad a la jungla. 

La noche cayó aquel día, pero dejó una llama encendida con el calor de la afición. Fue un parteaguas muy importante para ambos equipos y de ahí siguieron su camino a lo largo de las 4 siguientes semanas. 

Por: Fernanda Mayen 

Deja un comentario