El juego aéreo de la Selección LFA Norte

Los receptores de la Selección LFA Norte tienen ciertas habilidades muy particulares que además se combina con el talento de tres MexICan Stars que se reunirán en esta selección. 

Fernando Richarte, Fundidores. 

Richarte es uno de los receptores pioneros en el norte, esta temporada debutó con los Fundidores después de haberse vestido de morado desde el 2017. Formó parte de los BC Lions en la CFL, siendo así parte de la primera generación de los MexICan Stars. Además de la velocidad es un receptor muy disciplinado, consciente de lo que sucede a su alrededor para aportar lo necesario. El campeón generó 325 yardas y 1 touchdown.

Gerardo Álvarez, Dinos. 

El segundo MexICan Star en el norte – es primera generación junto con Richarte en los BC Lions- , quien definitivamente se ha convertido en una leyenda para la ola morada. Gerardo aún domina el campo abierto y posee gran velocidad; además se ha desarrollado como líder en el equipo, demostrando al mismo tiempo que él hace todo lo posible y lo que está en sus manos para sumar. Su carácter y carisma ha dejado una huella muy especial en Dinos. Esta temporada generó 233 yardas. 

Jair Viamontes, Edmonton Elks. 

El primer pick del draft CFL-LFA del 2019 está de regreso con la LFA, Jaír es uno de los receptores más disciplinados, veloces y que posee una gran explosividad en el arranque de las jugadas. En esta selección se reúne con su mentor, Carlos Rosado, quien fue uno de los coaches que estuvo en su preparación en la búsqueda de jugar en el extranjero, logrando permanecer con los Edmonton Elks casi tres años consecutivos.

Sergio Barbosa, Dinos. 

El número 14 de la ola morada ha mostrado un gran crecimiento en su football, logrando ser una de las piezas claves para la ofensiva de Saltillo en esta temporada. Tiene la capacidad de separarse de su defensivo y realizar buenas rutas. En esta temporada tuvo 103 yardas y 1 touchdown. 

Daniel Peña,  Fundidores.  

Uno de los receptores más altos y físicos del reino de fuego. No sólo es veloz, tiene un excelente juego de manos para librarse de los defensivos y, al aprovechar su altura, se ha convertido en una pieza peligrosa en el ataque. Esta temporada generó 97 yardas y 1 touchdown, además de ser fundamental en el Tazón México V. 

Sergio Cisneros, Dinos. 

El novato Cisneros también tuvo una campaña muy positiva con la ola morada al terminar con 102 yardas y 1 touchdown. Probablemente podamos ver un mayor desarrollo en la siguiente temporada y en esta competencia que se va a realizar en Monterrey tendrá la oportunidad de demostrar las habilidades que posee a campo abierto. 

¿Serán capaces los defensivos contrarios de frenar el ataque y el dinamismo de estos receptores? 

Deja un comentario