Dinos, a una ola de la grandeza

El equipo de Saltillo, desde su creación, ha sido un deleite en el emparrillado y una sorpresa pues ha logrado consolidarse como uno de los equipos más competitivos del norte del país, llegando a un Tazón México e inclusive en más de una ocasión se apuntó como favorito para quedar campeón. La temporada 2022 no fue la excepción, pero ¿qué le hizo falta para lograr, no solo llegar, sino ser dueño del Tazón?

Desde la pretemporada empezaron a hacer ciertos movimientos para reforzar al equipo, sobre todo a la defensiva, conjuntando juventud y experiencia logrando  una química y sinergia bastante interesante que se reflejó en las estadísticas y en el campo, pues fueron la defensiva con menos puntos permitidos, así como la mejor defensiva por tierra.

Por otro lado, si lo vemos en los números, son la peor defensiva aérea permitiendo 1,337 yardas. ¿Cómo una defensiva que ha permitido un sinfín de pases completos sea la mejor defensiva en cuanto a puntos permitidos? Muy simple, son la mejor defensiva – en general- cuando se encuentran en zona roja. En esos límites de 20 yardas, cuando la ofensiva contraria se siente con la seguridad de que llegarán los puntos, la agresividad y asertividad de Dinos aumenta.

Ahora, si nos pasamos al lado de la ofensiva, tenemos dos aspectos por mencionar, que son de los más importantes en este momento para el equipo y uno que deberán de trabajar y definir en la postemporada y preparación de la 2023.

La llegada de Carlos Rosado a la coordinación ofensiva del equipo fue uno de los grandes aciertos del staff, pues se notó la diferencia en cuanto a organización y a un playbook con más variedad, solo es cuestión de seguir trabajando con sus jugadores así como empezar a armar una estrategia en el Draft para por fin seleccionar más elementos jóvenes que puedan sumar a la ofensiva.

Posteriormente (y el punto que yo defino medular en la temporada 2022), fueron los quarterbacks. De los 7 partidos que jugaron en la temporada, 7 de ellos estuvieron rotando a los quarterbacks, iniciando con Erick Niño de la Rosa la primera mitad y cerrando con Alejandro Esquer.

Una de las curiosidades aquí es que la rotación fue efectiva pues había partidos donde lucía y anotaba uno y en siguientes el otro era el que sacaba el juego adelante, pero llegó el momento de los playoffs donde la rotación fue contraproducente. Más allá de la rotación, también se le sumó el factor del calendario y el haber descansado prácticamente un mes y lo que menos quieres es un quarterback fuera de ritmo en la segunda mitad, para cerrar el juego, situación que sucedió, haciendo muy tarde el cambio para tratar de redireccionar el rumbo.

La decisión es muy compleja, pues ambos quarterbacks, a parte de jóvenes, prestan un estilo diferente. Esquer registró 457 yardas, anotó 2 touchdowns por tierra y 5 pases de anotación; él puede salir de la bolsa y extender la jugada aunque no tiene tanta paciencia para esperar que la ventana se abra. Por otro lado, Niño tuvo 764 yardas y 4 pases de anotación; siendo más de bolsa, pero no importando que llegue la presión, tiene la capacidad de esperar para conectar el pase.

Son dos juegos diferentes que pueden ser muy útiles dependiendo la defensiva que van a enfrentar y la decisión sigue siendo muy complicada, pero es de las cosas que en este segundo año de experiencia -con los quarterbacks- deberán definir o si tratarán de construir una estrategia que los haga ser aún más efectivos para poder realizar esta rotación, aunque honestamente no considero que sea lo correcto.

En cualquier lado que lo veamos, la ola morada se encuentra muy completa, no es como que necesite de alguna posición en específico, porque también los jugadores retirados fueron mínimos y al haberse quedado muy cerca de la gran fiesta despertó el hambre en el equipo para construir todavía algo más amenazador.

¿Se aventarán a sacar un mayor provecho al Draft 2023 para dar una rotación a algunas unidades o seguirán canjeando sus picks para apostar por jugadores experimentados?¿Tendrán algún movimiento en la agencia libre? Son algunas preguntas que probablemente ya se están haciendo los coaches para la temporada 2023, con el objetivo de volverse el segundo equipo del norte en levantar el trofeo de campeón.

Deja un comentario