Cuando trabajas para otros

      No hay comentarios en Cuando trabajas para otros

Hace unos días, uno de los jugadores con más “hambre” de éxito expresó su sentir en una red social.

Analizando sus palabras con detenimiento se puede ver la molestia con respecto a lo que han estado haciendo varios jugadores por destacar no solo en nuestro fútbol americano, sino en el canadiense.

Esa primera generación que fue a aventurarse ha dejado a algunos de nuestros talentosos atletas en un país al cual buscaron llegar haciendo todos los esfuerzos que eso implicara. Son pocos los que extendieron su estadía; sin embargo, ellos han manifestado el gran logro que consiguieron tanto para ellos como para las generaciones posteriores.

Las palabras de ese jugador en específico no han conseguido “taladrar” la mente de quienes se dicen ambiciosos por un crecimiento deportivo y profesional, pues lo que se ha podido ver es una clara desorientación y falta de enfoque.

¿Cuántos de nuestros jugadores han conseguido romper fronteras? Solo un puñado.

El discurso es franco, directo, sin ambigüedades ni falsedades. Así es como mucha gente dice que le gusta ser tratada. No obstante, cuando se enfrentan a esas formas, se sienten agredidas o indignadas.

Muchos trabajamos en algo que esperamos que sea grande en un futuro. Con suerte (por llamarlo de alguna forma), podremos ver el fruto de la siembra de hoy. De eso, podíamos asegurar que trabajamos para y por alguien que no conocemos, todavía. Pero pensándolo con optimismo, no importa quién o quiénes cosechen lo que hicimos. Esto es algo en lo que creemos y eso es una razón suficiente para no desistir.

Diego Jair Viamontes, su ejemplo habla más de lo que tiene en la mente y el corazón. Esas virtudes lo han recompensado y lo seguirán haciendo por sus grandes esfuerzos. Ojalá que su ejemplo y persistencia no sean menospreciados por quienes creen que merecen mucho más de lo que han luchado.

El esfuerzo, disciplina, enfoque y actitud, son cualidades que no todos comparten; a pesar de jugar el mismo deporte. Solo algunos consiguen dejar un camino bien delimitado para quienes sepan disfrutar el trayecto y sean agradecidos por la voluntad de los demás.

Por: Cinthya García Guerrero

Cinthya García
Redes
Últimas entradas de Cinthya García (ver todo)

Deja un comentario