Condors… lento, pero contundente

Dos jornadas han pasado y la “legión cóndor” abrazó victorias con un sabor agridulce, pues ha iniciado con algunas dificultades, pero terminó con un dominio al cierre de los partidos.

El primer partido tuvo errores de concentración que, finalmente, arreglaron en la segunda mitad consiguiendo separarse del marcador. En esta ocasión fueron menos errores, pero existieron ciertas fallas que mermaron el ataque de los campeones.

Bajo presión de ser los defensores de la corona y el roster “cargado” de playmakers, la expectativa para el equipo se ha hecho abismal, sobre todo por el desarrollo que hemos presenciado en estos dos juegos; sin embargo, ambos marcadores han sobrepasado los 25 puntos. Tras la segunda jornada están colocados como la mejor ofensiva con 819 yardas totales, muy por encima de los demás. 

No solo es el número en yardaje el que llama la atención, sino el factor de que un jugador diferente por partido ha logrado entrar en la zona de anotación. En la semana uno, los hermanos Martínez, el mismo quarterback Pérez Arvizu y Sebastián Olvera, fueron los proveedores de puntos. Para la semana dos, una vez más Olvera, junto con Said Salazar, los corredores Luis López e Irving Alamilla fueron los que se llevaron la ovación de la tribuna.

“Empezamos lento otra vez, aunque pudimos mover mejor el balón en la segunda mitad, tenemos que ser así desde el principio. Se vio el potencial que tenemos a la ofensiva y que no ha sido aprovechado al 100%.” -comentó el corredor Irving Alamilla.

Se reflejó así, la versatilidad que posee este ataque y que, a lo largo de la temporada, lo podremos ver aún más elusivo. El reto que tienen ahora será el poder iniciar con ese dominio que muestran en el último cuarto. Mucha de la tranquilidad que se dan es gracias a la defensiva que poseen, evitando que el marcador se cargue hacia el lado contrario, pero saben que no será así siempre y es necesario encontrar la chispa desde el inicio.

“Tenemos que respaldar el trabajo del equipo. Todos trabajamos de la mano y lo que nos tocó hacer lo hicimos para mantener ese resultado y que nuestra ofensiva despegara en el momento que lo quisiera hacer.” -expresó el coordinador defensivo, Arturo Vargas.

“Sabemos que somos los campeones defensores. Todo mundo nos va a querer venir a pegar, pero tenemos un gran potencial y estamos más listos que nunca.” -Alamilla.

Un aumento en la exigencia a la ofensiva para visualizar un impacto inmediato será el punto inicial al cual deberán enfocarse en estas semanas, ya que, conforme vaya avanzando la temporada, los juegos serán más cerrados y no perdonarán a nadie.

Por: Fernanda Mayén

Deja un comentario