Antropometría y la selección de talento

La evaluación antropométrica tiene muchas aplicaciones en el campo clínico nutricional. Es un método común utilizado incluso en epidemiología para identificar poblaciones de riesgo por sobrepeso, obesidad o evaluar el crecimiento de un individuo; sin embargo, este método tiene especial relevancia para la nutrición deportiva.

La medición corporal es una herramienta de uso permanente en el deporte que permite conocer el estado nutricional actual de un jugador y la implicación que tiene sobre su rendimiento; también es útil para identificar o seleccionar talento deportivo.

Al momento de realizar un reclutamiento deportivo se toma en cuenta que el atleta posea características específicas, las cuales pueden ser desde peculiaridades técnicas, tácticas y por supuesto físicas, todas con el fin de favorecer el desempeño deportivo. Por ejemplo, aun tomando en cuenta que para un quarterback es fundamental la destreza mental, con el uso de la antropometría se puede identificar las características físicas necesarias para esta posición. En este caso, si debe tener brazos largos, medianos o cortos, un tronco largo, mediano o corto; o bien, piernas largas, medianas o cortas. Frecuentemente la selección dependerá del tipo de sistema de juego que tiene cada equipo.

Con lo mencionado se puede identificar las características físicas que se buscan en todas las posiciones, con el fin de tener a los jugadores ideales para cada equipo.

El uso de mediciones antropométricas para la selección de talentos en el fútbol americano se basa en la tarea o gesto motor propio de cada posición. Por ejemplo, en un receptor las extremidades superiores largas, favorecerán que sea más fácil poder pelear y ganar un pase con mayor facilidad que una persona con extremidades superiores cortas.

Otro ejemplo es que en un corredor con extremidades inferiores cortas puede verse favorecido, pues al momento de tener el centro de gravedad más cerca del suelo, la realización de cortes o cambios de dirección se favorecería. Desde luego, no significa que todos los corredores deben tener extremidades inferiores cortas o todos los receptores extremidades superiores largas. Las aptitudes y destreza se pueden desarrollar si se trabaja en ellas, pero la determinación y confirmación de estos índices claramente pueden brindar una ventaja biomecánica. 

Independiente al deporte que se practique, se sugiere que la detección de talentos se realice desde edades tempranas o incluso como asesoría en edades infantiles con el fin de orientar a los pequeños hacia el deporte o posición adecuada de acuerdo con sus características físicas favoreciendo así su desempeño y la integración social tan relevante para esa edad.

Cabe señalar que estos parámetros nunca deben ser limitativos y mucho menos en edades tempranas. Si un infante quiere practicar un deporte en específico debe tener la oportunidad de probar sus habilidades e integrarse a la práctica recreativa del mismo. En el fútbol americano existe una amplia gama de posiciones; lo cual lo caracteriza como una opción completamente incluyente al detectar en cuál posición se puede desenvolver mejor, tampoco significará que el joven jugador se mantendrá en la misma posición toda su vida. 

Por: Raquel J. Benítez Salas

Coordinación nutrición LFA

Avatar
Últimas entradas de Mesa de Redacción (ver todo)

Deja un comentario