Afición “encendió” debut de Fundidores en casa; Dinos lo “enfrió”

El escenario era inmejorable. Aún con olor a “nuevo, al conjunto regio le tocaba arrancar la temporada 2020 en el mejor estadio de la LFA y ante su “archirrival” saltillense. Los ingredientes estaban puestos para un gran espectáculo de fútbol americano. 

Horas antes del debut, programado para las 20:30 horas, las luces del estadio se encendieron, enmarcadas por la lluvia y un clima frío, típico del invierno regio. 

Eso no fue pretexto para “encender” el ambiente en la casa del “reino de fuego” y poco a poco fueron llegando los fieles aficionados de Fundidores y de Dinos. 

Los locales querían ver a su equipo estrenarse con victoria y la visita aprovechó la cercanía de Saltillo con Monterrey para llegar con la esperanza de “agüitar” la fiesta regia. 

El clima era gélido en la Sultana del Norte, pero el ambiente se fue calentando con el paso de los minutos. Poco a poco, el olor a carne asada impregnó la tribuna desde la zona de parrillas, no podían faltar las “cheves”, el sonido del acordeón y el bajo sexto. 

La directiva de Fundidores puso ese día todos los elementos necesarios para que su afición tuviera un espectáculo de primer nivel; no solo en la tribuna, en el emparrillado, previo al juego hubo una ceremonia cívica y una bandera de México cubrió casi en su totalidad el campo de juego, las notas del himno nacional sonaron gracias a la interpretación de la banda de guerra de la SEDENA y la cantante Alejandra Garza se encargó de interpretarlo. 

Llegó el Kick Off y en el primer cuarto las cosas se “congelaron”. Ningún equipo se hizo daño y fue hasta el segundo cuarto que Fundidores logró “encender” a su afición con un gol de campo. 

Dinos respondió de igual manera, pero la defensiva regia sacó la casta, como en el partido de la semana 1 contra Osos, y el safety Cosme Lozano anotó un touchdown para poner al frente a los locales. Parecía que la fiesta se pintaría por completo de negro y amarillo. 

Hasta entonces, todo iba bien para los regios, pero al inicio de la segunda mitad, Dinos salió al campo con la intención de amargar el gran debut del “reino de fuego”.

Así, el conjunto jurásico logró despegarse en el marcador gracias a una conexión entre Roberto Vega y Fernando Richarte para poner el marcador 17-9. Otro touchdown de la visita antes de que concluyera el tercer cuarto ampliaría la ventaja 23-9.

En el último cuarto, Fundidores se acercó con un pase de anotación de Julio Vázquez para Aaron Anthony Williams; el extra no fue bueno y así concluyó el encuentro 23-15 con victoria para Dinos. 

Sin duda, ese 14 de febrero de 2020 la afición de Monterrey se fue a casa con una dolorosa derrota en el Clásico del Norte de la LFA, pero con la seguridad de que la organización de Fundidores era capaz de montar un espectáculo completo para su disfrute, tanto que después del partido todavía hubo tiempo para echar un baile al más puro estilo norteño. 

Por: Emmanuel Hernández

Emmanuel Hernández

Deja un comentario