Aarón Mendoza: El fútbol americano te enseña a levantarte y alcanzar el éxito

Con tres años en el equipo, el receptor de Fundidores, Aarón Mendoza (número 8), ha sido protagonista de grandes encuentros y espectaculares atrapadas, pero antes de acaparar reflectores tuvo que aprender una lección clave en los emparrillados: si te caes hay que levantarse.

Luego de pasar por el equipo juvenil de Auténticos Tigres, dejando muy buenos números y mostrando su calidad, Mendoza tuvo una grave lesión en la espalda que lo alejó del fútbol americano por casi un año.

Tuvo que valerse de mucha paciencia y trabajo duro en el gimnasio para poder estar al 100% y, una vez recuperado, en 2012 reportó de nueva cuenta con los Auténticos Tigres, esta vez para iniciar su carrera en liga mayor.

En ese momento y luego de una larga rehabilitación, Aaron, entonces novato, estaba ansioso por mostrar su calidad y llenar el hueco que habían dejado jugadores clave del equipo.

Para el inicio de esa temporada 2012 de la Liga Mayor, Aarón llegó completamente recuperado de su lesión y poco a poco comenzó a tener actividad en el equipo. Esa temporada la terminó como campeón con sus Auténticos, el “equipo de sus amores”.

Con el conjunto de la UANL logró otros dos títulos más en las temporadas de 2015 y 2016.

El 2017 tuvo un sabor agridulce. Primero, tras una buena temporada, perdió la final en un apretado partido contra Pumas en CU, pero una vez terminado su ciclo en ONEFA decidió dar el paso hacia el profesionalismo y así llegó Aarón Mendoza al Draft de la LFA rumbo a la temporada 2018.

Era el segundo año de la franquicia de Monterrey y Fundidores enfrentaban una reconstrucción con miras a dar un mejor papel en la LFA.

El receptor Aarón Mendoza llegó al equipo como la sexta selección del los regios.


Su temporada debut en la LFA sería de adaptación. Si bien, ya mostraba que tenía “hambre” por ser un playmaker de su nuevo equipo, la transición de liga mayor a la LFA no fue sencilla.

En 2019 Mendoza tendría su mejor campaña hasta ahora. Fue líder receptor de Fundidores y el cuarto mejor de toda la LFA, con un registro de 23 recepciones, 420 yardas y tres pases de anotación en temporada regular.

Quizá su actuación más memorable llegó en la semana 3 de esa temporada, ante Raptors.

En ese juego, Fundidores se fue al medio tiempo perdiendo 21-0, pero dos anotaciones de Aarón Mendoza comandaron una remontada memorable del “Reino de Fuego”.

El segundo de sus touchdowns, para sentenciar la voltereta, sería una jugada de 99 yardas que, hasta hoy, se encuentra en el libro de récords como la más larga en la historia de la LFA.

Tras una buena temporada, en la que Fundidores arribaron por primera vez a postemporada.

En la final de División, Aarón Mendoza aportó dos recepciones para anotación, pero el equipo de la Sultana del Norte se quedó a un paso del Tazón México IV al caer frente a Raptors en un partido agónico de dobles series extra.

Para 2020, aunque la temporada terminó antes de tiempo, hubo oportunidad para que Aarón Mendoza se colocara como el tercer receptor más productivo de Fundidores.

Por: Emmanuel Hernández

Emmanuel Hernández

Deja un comentario