Ataque certero

      No hay comentarios en Ataque certero

La sorpresa de la semana tres llegó con el juego que se vivió en el campo de Perros Negros en Naucalpan, entre Mexicas y Osos donde la “sangre mexica” era el favorito para el encuentro, pero los toluqueños dejaron una dolorosa huella.

Dos partidos pasaron y la frustración del equipo de Toluca fue evidente en este arranque de temporada. Un primer juego muy cerca de ganarlo, seguido con un duelo contra el campeón en donde no se pudo hacer lo suficiente para acercarse en el marcador; esta vez la historia fue distinta. 

Desde un principio Osos llegó con una actitud diferente, algo que influyó en el desarrollo del partido y, como ha sido habitual en el ataque, vimos a dos quarterbacks en las rotaciones ofensivas donde sacaron provecho total de las ausencias de los frontales titulares de Mexicas. 

Elizondo fue el quarterback que abrió y cerró el juego siendo más productivo por la vía aérea con 104 yardas y Hanscel López no tuvo grandes números pero llevó el balón hasta la zona de anotación para dar los primero puntos ofensivos al partido y, series después, un acarreo que le dio la conversión para despegarse en el marcador.

“Fue un trabajo en equipo. Hemos dado buenos juegos y afortunadamente logramos la victoria. Hay que seguir trabajando para mantenernos en este camino. Nos divertimos y eso fue lo que nos hacía falta.” -expresó López.

Aprovechando la desventaja defensiva del rival acumularon 271 yardas por tierra principalmente con el corredor Dominique Carson; siendo la fórmula para mantenerse dentro del terreno de juego, consumirse el tiempo y darle suficientes  minutos de descanso a su defensiva que contuvo rigurosamente el ataque mexica.

“La defensiva nunca ha bajado su ritmo, siento que la ofensiva le ayudó. Tuvo buenas series, concretó. No son casualidades, son consecuencias y esta vez nuestra defensiva estuvo menos tiempo en el campo gracias al trabajo ofensivo.” -comentó el head coach Horacio García.

Fue un muy buen día para cazar, aquel sábado en Naucalpan donde la defensiva mantuvo su característica y la ofensiva encontró la luz para llevar a la manada a su primera victoria. 

Un triunfo que oxigena al equipo, siendo el empuje que tal vez necesitaban para preparar las zarpas.


Por: Fernanda Mayen

Avatar
Últimas entradas de Mesa de Redacción (ver todo)

Deja un comentario