Marco Cisneros, la perseverancia y el trabajo duro

No todas las personas están comprometidas a trabajar duro en todos los momentos, incluyendo en los días más desmotivantes; el corredor de Gallos Negros, Marco Cisneros, es la prueba viviente de que todo sacrificio tiene su recompensa.

El corredor seleccionado en la sexta ronda del draft 2022 está escribiendo una interesante historia en su llegada al football profesional, apuntándose a ser una de las revelaciones y quizás sorpresa de la ofensiva del equipo, pero ¿cómo es que llegó hasta el punto de debutar en la LFA?

Para Cisneros toda su infancia y formación giró en torno al deporte, en específico el fútbol soccer y el básquetbol, inclusive expresa que no era muy fan del deporte de las tackleadas, pero fue hasta los 13 años que coincidió con el fútbol americano gracias a que su madre se enteró que estaban dando becas a los jugadores en Pumitas AC.

“Yo no estaba muy convencido de ir, pero una vez que viví el ambiente con los demás jugadores me di cuenta que era el lugar al que pertenecía en realidad”- comentó Cisneros.

Por su tamaño al principio jugó de tackle hasta que en un regreso de patada logró llevar el balón a la zona de anotación fue que lo cambiaron a corredor, ya que había demostrado velocidad y decisión por llegar a la meta.

Posteriormente, pasó a jugar en Vaqueros de la Prepa 5 y en su búsqueda de pertenecer a un equipo con mayor competencia entró a Tigres CCH. En el 2015 pasó a intermedia en Pumas CU, equipo donde terminó toda su trayectoria como jugador estudiantil.

Uno de los retos que tuvo que vivir al llegar a liga mayor fue el cambio de posición a fullback, ya que no era su posición ideal e inclusive comenta que llegó a sentir un poco de frustración por pasar la mayoría del tiempo bloqueando y no poder hacer lo que tanto le gustaba que era correr la bola.

Sin embargo, la entrega y compromiso con el equipo lo llevó a dar su 100% en todo momento, estudiando los bloqueos y preparándose para cubrir su posición de la mejor manera.

“La verdad es que yo no suelo discutir mucho con los coaches y doy mi máximo para aportar lo mejor de lo que sea que me necesiten”- expresó.

Bajo la filosofía de “todo pasa por algo” disfrutó el proceso del 2016-2018, pues en el 2019 el coach César Barrera lo colocó de corredor para esa temporada; año en el que, además de ser seleccionado para representar a ONEFA en el Tazón Azteca, recibió un reconocimiento de su institución por su desempeño como estudiante-atleta, añadiendo que todo lo aprendido cuando fue fullback le sirvió para desempeñar un mejor trabajo como corredor.

“Todo depende de cómo uno toma las cosas. Yo sabía que podía dar más, solo necesitaba una oportunidad”- comentó.

Para su fortuna,  pudo vivir su último año de liga mayor después de la pausa debido a la pandemia. Cisneros expresa que nunca dejó de prepararse ya que sabía que en el momento que lo llamaran al campo él tenía que estar listo.

En su última temporada de liga mayor tuvo aún mucho más responsabilidad de marcar una pauta y  liderazgo, pero sobre todas las cosas, disfrutó cada uno de los dias que portó los colores azúl y oro.

Una de las decisiones por las que se nombró elegible para el draft de la LFA fue debido a esa hambre por un campeonato más, ya que solo ha logrado levantar el trofeo una vez cuando Pumas venció a Auténticos Tigres en CU en el 2017.

“Sabemos que hoy en día es muy dificil encontrar trabajo; en la LFA puedes tener algunos ingresos y si tengo la posibilidad de seguir jugando y competir, ¿por qué no?”- comentó.

Su llegada a Gallos Negros le cayó como “anillo al dedo” ya que conoce al head coach Felix Buendía por haber sido su HC en liga mayor y a muchos otros jugadores con quienes compartió campo en Pumas CU, facilitando su incorporación y adaptación al profesional.

“Se que él coach Félix es una persona muy ética y qué mejor que haber sido seleccionado por un equipo campeón, eso me motiva”-expresó- “La unidad -de corredores- es muy sólida y eso me hace creccer como jugador.”

El único objetivo que tiene en la mira Cisneros es hacer su trabajo y entregarlo todo, pero principalmente disfrutar del momento y que todo vaya tomando su lugar.

Quizá poco o mucho se sepa ya de la sangre nueva que llegó al ataque terrestre de Gallos Negros y, aparentemente, el trabajo de Cisneros nos hará voltear a ver más adelante al backfield del equipo.

Deja un comentario