miniLFA_Logo_Plata-01

La historia de Jeremy Johnson: el timing y la perfección

La temporada perfecta de Caudillos fue gracias a múltiples elementos y jugadores, pero en especial del quarterback #6 quien tuvo una de las mejores marcas, sin embargo su camino no ha sido precisamente perfecto.

Johnson debutó en la LFA al igual que Caudillos en la temporada 2023 y lograron una temporada muy consistente cerrando con el campeonato, pero Jeremy también tuvo un juego destacado siendo el más peligroso al terminar como líder en anotaciones con 32 pases y únicamente 3 intercepciones.

El comienzo…

Jeremy es originario de Alabama y desde muy pequeño fue impulsado por su padre para jugar football, pero al mismo tiempo se encontraba practicando basquetbol, el deporte el cual Jeremy declara siempre fue su deporte favorito e inclusive le hubiera encantado ser jugador de la NBA.

Sus inicios en el mundo de las tacleadas empezaron en el centro de la línea ofensiva, sin embargo, gracias al crecimiento que tuvo, desde su segundo año empezó a jugar de quarterback.

“Cada año crecía un poco más y eso me facilitó desarrollarme como quarterback”-comentó Jeremy.

Aunque seguía con su corazón más inclinado al basquet, la oportunidad se presentó en la universidad cuando le ofrecieron una beca en Auburn, donde expresa que fue un radical cambio en su vida pues pasó de ser un “simple” atleta a ser un jugador de fútbol americano reconocido por la gente de su ciudad y un furor bastante especial, de aquellos que hemos logrado ver en las transmisiones.

Sus primeros dos años en Auburn fueron de gran calidad y mucha competencia, pero apareció otro breaking point más adelante que fue cuando lo banquearon en su tercer año, momento en el que cambió varias de las perspectivas que tenía sobre el football y su vida misma.

La vida post Auburn…

Después del 2016, en su último año de colegial, llegó el momento de replantear ciertas cosas en su camino pues aunque fue invitado al camp del los Gigantes en el 2017, no hubo mucha respuesta positiva, lo que lo llevó a apartarse de los campos.

Fue hasta el 2018 donde volvió jugando arena y más adelante fue invitado por la CFL con el equipo de Saskatchewan Roughriders para unos días de entrenamiento, sin embargo tampoco se cerró algo relevante.

Para el 2019 Jeremy empezó a tomar el rol como coach de football con este deseo de compartir sus conocimientos e impactar la vida de los jovenes talentosos, inspirándolos a ser grandes seres humanos incluyendo también el upgrade a la competencia deportiva.

México como su segunda oportunidad…

En el 2022 llegó al “país vecino” a jugar un poco de football con un equipo de Monterrey y, aunque fue una buena temporada para él y su equipo, se quedaron a nada de ser campeones.

“Yo sentía que todavía tenía algo que dar dentro de los emparrillados y la vida me fue llevando por varios caminos hasta que llegué a Caudillos a vivir una grandiosa temporada”- expresó.

En su paso nunca había podido celebrar campeonatos en escenarios de alto nivel y ese fue su deseo de la temporada 2023. Esa hambre de ganar, de hacer algo especial en conjunto, lo llevó a dar el grandioso espectáculo que nos regaló esta temporada con el cierre invicto hasta ganar el Tazón México VI.

“Conocí gente increíble y saber que todos estábamos jugando por el otro fue parte importante”-comentó- “Creo que haber quedado campeón me dio tanta satisfacción, sobretodo por el sacrificio de estar fuera de mi casa por 6 meses con mis dos hijos lejos. Fue la mejor recompensa.”

Por supuesto el resultado de Jeremy no solo es gracias a su altura y sus habilidades como individuo, también tuvo una línea ofensiva increíble y fue rodeado de mucho talento, sin embargo no podríamos hablar de un Caudillos campeón sin mencionar lo que hizo Jeremy Johnson.

“Me atrevo a decir que ha sido el mejor equipo en el que he estado”- añadió.

Las puertas para volver en el 2024 están abiertas para él solo es cuestión que llegue el momento para guardar el silbato y los pantalones caqui e intercambiarlos por las hombreras y el casco azul con café.

Por el momento se encuentra coacheando a los quarterbacks del equipo de los Knights de Montgomery Catholic Football en la categoria juvenil, torneo el cual también están teniendo una temporada invicta.

No cabe duda que las puertas pueden cerrarse en ciertas etapas de tu vida, pero si eres paciente y confías en el proceso, las oportunidades aparecerán y se darán con el timing perfecto para poder alcanzar los objetivos así como algunas cosas que inclusive nunca nos imaginamos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: