miniLFA_Logo_Plata-01

Ahora que nos encaminamos a la construcción de la temporada 2024 hay una expectativa positiva que envuelve al equipo de Ciudad Juárez con la llegada del coach Eduardo “Yayo” Araujo para el equipo de Jefes y hay que saber por qué.

Jefes va para su segundo año con la LFA y aunque en su haber de la temporada 2023 terminó con marca 1-9 la realidad es que el equipo de Ciudad Juárez experimentó una montaña rusa de emociones y de situaciones a la par.

¿Qué fue de Jefes previo a Araujo?

En el arranque de la temporada se contó con Lorenzo Gathers en la cabeza de Jefes, quien fue el primer head coach extranjero en la LFA y armó un equipo con mucho potencial en la ofensiva, sin olvidar los playmakers en la defensiva como lo fue Kenneth Bradley (quien terminó como líder en tackleos).

Sin embargo, ante todo ese talento y a pesar de los partidazos que dio el equipo contra Caudillos, Fundidores, Raptors y Dinos en el arranque de la temporada, nunca pudieron consolidarse, lo que llevó a la salida del coach Gathers y los escenarios empezaron a tener un giro particular.

El primer cambio fue su primera victoria en semana 6 contra Mexicas, rompiendo esa racha de 5 derrotas consecutivas y continuaron dando batalla hasta la última semana de la temporada regular, sin embargo con tantos ajustes en la marcha de la campaña era complicado consolidarse.

A principios de agosto el equipo dio a conocer la llegada de Eduardo “Yayo” Araujo como su nuevo coach y eso tiene muchos aspectos positivos para el equipo de Ciudad Juárez.

¿Quién es Eduardo Araujo?

Eduardo Araujo se desarrolló como jugador en la defensiva de Auténticos Tigres y formó parte del staff de Águilas UACH por 13 años hasta que hizo el cambio hace unos 4 años atrás, llegando nuevamente a Monterrey, pero ahora con Borregos Monterrey, siendo el coordinador defensivo del equipo, consiguiendo también el más reciente campeonato en liga mayor, pero sobre todas las cosas, la defensiva de Borregos Monterrey es reconocida como una de las mejores, demostrando la calidad como coordinador, coach y administrativo.

¿Qué aspectos positivos tiene su llegada a Juárez?

Empezando por el hecho de tener un coach que conoce a la mayoria de su gente y que puede generar un ciclo y plan de trabajo en un excelente tiempo desde la pretemporada.

El ADN y su experiencia como coach más el impacto que tiene con sus jugadores orilla a que le den el respaldo dentro del campo y se empiecen a generar mejores resultados en conjunto.

Es claro que podremos tener un equipo de Jefes aún más agresivo en la defensiva, por el mismo perfil de su coach, pero también creo que puede tener esa visión completa para generar un equipo competitivo en todos los rubros y esa es la expectativa que se tiene en estas alturas de la preparación de la temporada 2024.

FUN FACT: su hermano, Luis Araujo, es receptor / quarterback del equipo de Galgos, siendo este su primer vínculo con la LFA antes de su llegada como coach.

¿Seré el Jefe de jefes que tanto estaban buscando?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: