Joseph Acosta, con el “chip” de crecer

Las cosas nunca están aseguradas, pero puedes prepararte para que sucedan y eso es algo que ha mentalizado el receptor de Pioneros, Joseph Acosta, quien tiene la esperanza de ser elegido por algún equipo de la CFL.

Su vida en los emparrillados inició a los 13 años en Gators del CBTIS 133 por invitación de su hermana, quien era porrista de ese equipo y, a pesar de estar practicando fútbol soccer, cuando probó el americano se volvió su pasión.

Compartió campo con Luis David Martínez en Pieles Rojas, para después jugar liga mayor en Burros Blancos hasta 2017. Formó parte de la selección para los Tazones Azteca 2014-2015 y participó en el Mundial Universitario FISU en Monterrey donde México obtuvo la segunda medalla de oro. 

Debido a una modificación en la regla para los jugadores de último año, pasó 2018 sin jugar, ya que el cambio se dio muy tarde para poder ingresar al Draft de la LFA; sin embargo, no lo pensó dos veces en 2019 y se inscribió al tryout para después formar parte de la “sangre mexica”.

“Me encantó todo lo que viví en mi primer año; me fue bastante bien. Me involucré en el sistema y eso me motivó. Juego lo que me gusta y me pagan” -comentó.

Su intención al principio era jugar solo un año en la LFA, pero convencido de que aún tenía football por ofrecer y gracias a que varios coaches le comentaron que la CFL se mostró interesada en él, continuó preparándose y decidió mantenerse en la liga, mas no en Mexicas sino en Pioneros.

Gracias a algunos consejos de su compañero Guillermo Villalobos y la motivación que obtuvo tras ese interés de la liga, a Joseph no le importó que tuviera que comenzar de cero en Pioneros y se dio cuenta lo mucho que podría aportar al equipo si compartía sus experiencias y motivaba a sus compañeros para mantenerse competitivos en esta incorporación.

“Es muy padre estar en equipos nuevos, por lo desconocido; pero sí estaba con la incógnita de cómo iba a terminar esta decisión. Ha sido todo un proceso. Yo no puedo quedar mal con el football, ni con mi equipo. En realidad, no importa en donde estés, la mentalidad no debe cambiar.”

En esta temporada tiene registrado 77 yardas y una anotación, pero en total son 375 yardas y 4 touchdowns en estos dos años de formar parte de la liga.

A pesar de la mala noticia de la cancelación de la temporada, la luz se mantuvo encendida para Joseph, pues lo habían convocado a formar parte de la segunda generación que iría a buscar un lugar en la CFL. Desde ese entonces, el receptor ha estado preparando en todos los sentidos, pues además de la parte atlética, también está perfeccionando el inglés.

Para Joseph, la CFL jamás le había pasado por la mente, pero ahora que está por volverse una realidad, se encuentra listo para ser un representante digno en el norte del continente.

Por: Fernanda Mayen

Fernanda Mayen
Últimas entradas de Fernanda Mayen (ver todo)

Deja un comentario