Francisco Krauss, el corazón defensivo de la artillería poblana

“Es un ejemplo de líder dentro y fuera del campo. Es una persona alegre, objetiva y disciplinada como nadie” -Hassen Aguilar, liniero defensivo, número 45 de Artilleros.

No es que sea de los más “viejitos” del equipo lo que le da liderazgo, tampoco es la experiencia que posee o su 1.87 de altura; es su corazón, disciplina y cálida sonrisa que caracterizan a Francisco Krauss lo que lo ha convertido en líder de Artilleros.

Su calidez como ser humano se desarrolló en Tijuana, Baja California y, a pesar de vivir en un estado donde se practica fútbol, béisbol o boxeo principalmente, Krauss pasaba todos los domingos viendo partidos de football queriendo jugarlo, pero su familia no compartía tanto la idea. Inclusive, intentó jugar béisbol; sin embargo, no era su deporte ideal. 

A los 15 años logró formar parte del equipo Jaguares de la preparatoria Federal Lázaro Cárdenas (PFLC) para comenzar su trayectoria en los emparrillados.

En 2007 arribó al equipo de Aztecas de la UDLAP para formar parte de la “muralla verde” y un año antes de retirarse del fútbol estudiantil logró “saborear” el campeonato en 2010, junto con una lluvia de reconocimientos como el llamado a la selección nacional y la selección ideal (que logró repetir en 2011).

Para 2014 Krauss se convirtió en el único tijuanense en formar parte de la selección mexicana que participó en el primer mundial universitario FISU en Uppsala, Suecia, donde logró ser campeón y también ejercer el rol de líder, ya que era de los más grandes del equipo. 

Actualmente es reconocido entre los 100 mejores jugadores de CONADEIP.

Cuatro años transcurrieron sin portar un jersey, hasta que recibió la invitación del dueño de Artilleros de Puebla, Luis Vera, para formar parte del equipo que se empezaba a armar en territorio poblano. Lo meditó un poco con su familia y activó su credencial de jugador para la temporada 2019 en su etapa como profesional. 

“Desde el inicio de LFA siempre tuve en mente jugar si existía un equipo poblano” -comentó- “Cuando Luis Vera me invitó, después de platicarlo con mi familia, decidimos regresar al campo de juego. Tanto LFA como Artillero me han dejado una grata experiencia en la temporada y media que tuve oportunidad de jugar. Artilleros representó una nueva oportunidad de realizar lo que más me apasiona que es jugar football y una gran motivación poder jugar teniendo a mi hija y esposa apoyándome en cada partido.”

En esta temporada y media en Artilleros, Krauss acumuló 37 tackleadas, 15 asistencias y 2 sacks, pero también se ha convertido en una inspiración y un gran ejemplo para todos los jugadores del equipo. 

“Es un líder, se compromete en todo lo que hace; siempre da el 100% de él. Un modelo a seguir” -comentó el safety número 37, Eduardo Hernández.

Su preparación física impone, pero lo que lo hace destacar es la calidez que transmite, aún en los momentos más fríos.

Por: Fernanda Mayen 

Deja un comentario