Ernesto Landa, la historia del primer pick global del Draft LFA 2023

Los primeros picks de cualquier Draft, en cualquier momento, tienen un factor que los hace todavía más especiales que el hecho de ser al primer jugador que seleccionaron entre tanta cantidad de talento, sin embargo lo que representa el primer pick del Draft 2023 es todavía más especial.

El liniero ofensivo de Águilas Blancas, Ernesto Landa, llegó al Draft de la LFA 2023 sin saber que haría historia pues no solo iba a ser el primer jugador seleccionado, también se convirtió en el primer liniero ofensivo en ser tomado como el primer pick y fue al mismo tiempo, el primer pick global de Raptors en toda la historia de la franquicia. 

“Ser el #1 de esta generación fue increíble”- expresó Landa. 

A su vez, ser un liniero ofensivo como el primer pick y que después de él le siguieron tres jugadores más en la primera ronda, representa un mensaje claro: es probable que al fin se le esté dando el reconocimiento y la importancia a esta unidad donde, si no la refuerzas y das prioridad, es prácticamente garantía de fracaso para el equipo.

“Me sentí feliz por ver a mis demás compañeros de la línea en la primera ronda, alegría por todos. Nos están viendo más aunque la realidad es que nunca buscamos el foco en todo esto”- añadió.

Inclusive comentó que nunca había estado entre tantas entrevistas y fue algo casi totalmente nuevo para él. 

Después de haber marcado una nueva historia en el draft de la LFA nos preguntamos ¿Quién es en realidad Ernesto Landa?

El ambiente del fútbol americano se desarrolló desde que su padre jugó como centro en Águilas Blancas por ahí del año 85 y cuando nació Ernesto, estuvo totalmente envuelto en una cultura de football, pero también de las Águilas Blancas y por ende cuando tuvo la edad suficiente empezó a jugar. 

Al principio tuvo que estar en Pieles Rojas (que también era parte del IPN) por algunas facilidades de distancias, pero después de una temporada se cambió a sus amadas Águilas Blancas para desarrollarse en la categoría juvenil en el 2012 donde Jhovany Carrillo fue su head coach (quien ahora es su compañero de equipo en Raptors) y vivió el bi– así como el tricampeonato para la categoría.

Por supuesto desde sus inicios por su composición física y su altura siempre fue designado a la línea ofensiva y él siguió los pasos de su padre jugando de centro hasta que un día lo mandaron de tackle ofensivo y se enamoró completamente de la posición.

“Se me hace altamente retador la posición y los duelos 1 vs 1 contra el pase, es de las cosas que más me gustan y me hacen ser competitivo”-comentó Landa- “Por otro lado, también subir a segundo nivel es una chulada ya que te encuentras con corners, linebackers y vas por ellos. Realmente me gusta.”

Jugó sus años respectivos en intermedia y para el 2017 subió a Liga Mayor con el guinda y blanco más en la piel y el corazón que otra cosa.

La realidad es que todo iba por buen camino hasta que llegó ese 2019 con más de un contraste y que cambió totalmente toda la perspectiva que tenía de la vida y de sí mismo.

El fallecimiento de su padre en ese año justo antes de iniciar la temporada de liga mayor (la cual él había estado entrenando fuertemente) fue algo que le impactó de tal manera que estuvo a punto de dejar de jugar.

“Fue uno de los momentos más difíciles para mí, pero él siempre decía “el show debe de continuar” y así lo hice”-recordó- “Mis compañeros no me dejaron caer, me cobijaron y el head coach Zárate estuvo ahí conmigo también.”

Posteriormente, Landa considera que fue uno de sus mejores años deportivamente hablando pues empezó a ser notado por coaches ajenos a su equipo, así como el llamado a la selección para el Tazón Azteca, el vencer y dominar a la línea defensiva de los Pumas CU en el Olímpico y el subcampeonato en la final politécnica. A partir de ahí, Landa cambió muchas formas de ver la vida, de valorarse como persona, pero también tuvo un enfoque diferente como jugador, siendo aún más coachable y resiliente.

Gracias a ello, cuando todo regresó después de la pandemia lo nombraron capitán en el 2021 y finalmente, en este año se volvió uno de los mejores prospectos de la línea ofensiva para el Draft LFA 2023. 

Landa expresa que la LFA cada vez se ha vuelto más atractiva para los jugadores y que el hecho de poder continuar con el deporte que tanto ama es una de las cosas que antes no se imaginaba podían suceder. Hoy está más motivado que nunca por arrancar positivamente esta nueva etapa, además de no quitar la vista al Mundial y al Tazón México VI, por supuesto. 

“Me emociona enfrentarme al mejor talento para medirme como jugador”- comentó- “Me siento contento y alegre de poder compartir campo con ídolos como Raúl Mateos, mi coach Carrillo al cual era increíble verlo jugar y ahora también estar con un quarterback como Bruno es increíble”- expresó- “Es un gran equipo y me están cobijando todos. Me siento bien, me gusta el staff. Me siento igual de emocionado como el primer día de Liga Mayor.”

Por supuesto que Landa también lleva la responsabilidad de hacer orgullosas a sus Águilas Blancas y está consciente de ello. 

“Siempre te inculcan el ser un Águila Blanca dentro y fuera del campo y eso es lo que llevo y quiero ponerlos todavía más en el mapa; regresarles un poco de lo que me dieron todos estos años.”

Un nuevo equipo, pero con más lazos de los que se esperaba y definitivamente Landa podrá ser uno de los pilares más importantes para que la ofensiva de Raptors sea una de las más peligrosas en esta temporada así que estaremos pendientes de su crecimiento en esta nueva etapa para él.

Deja un comentario