Dos Condors regresaron a casa

Después de varios días en el hospital, el liniero ofensivo (número 53) de Condors, Luis Rodarte, regresó a casa para iniciar la fase de recuperación.

“Todo empezó hace unos 2 meses cuando tuve malestares de cabeza y estómago” -comentó- “Después de ir con varios doctores me mandaron con un neurólogo. El 26 de junio fue cuando los estudios lo confirmaron.”

El martes 30 de junio, a través de redes sociales, se dio a conocer que Rodarte necesitaba una intervención para extraer un tumor alojado en la parte trasera de la cabeza. A raíz del comunicado, la comunidad del fútbol americano mostró su apoyo en diversas formas.

Tanto la directiva, como la familia Condors, buscaron la manera de apoyar a Rodarte y su familia, hecho que así se mantiene hasta hoy.

Por otro lado, los jugadores que ha cocheado en Pumas CU e, inclusive, el equipo de España, Osos Rivas (del que formó parte una temporada), le hicieron llegar mensajes motivacionales.

“Me sentí muy bendecido y querido con todas las muestras de apoyo. Tuve llamadas de distintas partes del mundo donde he tenido la oportunidad de conocer a grandes personas; los niños que coacheo, los equipos en los que he jugado, jugadores de otros equipos. La verdad fue algo increíble. Un sentimiento de unión y fuerza ante la adversidad. Sin duda, han hecho la diferencia para afrontar esto de la mejor manera” -comentó.

Tras varias operaciones, Rodarte ya se encuentra descansando en casa preparándose para el siguiente paso y volver más fuerte que nunca.

El Lic. José Luis Nassar, propietario de Condors de la Ciudad de México, estuvo hospitalizado por haber contraído COVID-19. El proceso no fue tan sencillo; sin embargo, consiguió superar la amenaza del virus SARS-CoV-2 y, afortunadamente, fue atendido de forma oportuna, lo que le permitió regresar a casa con su familia.

La familia LFA celebra que ambos se encuentren en casa, con un respiro nuevo.

Por: Fernanda Mayen

Fernanda Mayen
Últimas entradas de Fernanda Mayen (ver todo)

Deja un comentario