miniLFA_Logo_Plata-01

All-Pro 2023: receptores nominados

Gran parte de las positivas producciones de los quarterbacks en el 2023 tuvo mucho que ver con los playmakers que hubo en la parte de los receptores de todos y cada uno de los equipos.

Altos, chaparros, físicos, delgados, de todo tipo de complexiones y cualidades para complementar a las ofensivas, por supuesto hay una extensiva lista y será difícil elegir a quienes podrían armar la ofensiva ideal del 2023 en este All-Pro.

  • Markcus Hardy (#18 de Caudillos): Fue uno de los targets principales de Johnson, sobretodo en zona roja, lo que lo dejó con 427 yardas y 9 touchdowns.
  • Torin Justice (#2 de Fundidores): Este año tuvo recepciones espectaculares. Terminó la temporada con 991 yardas y 10 touchdowns.
  • Seantavius Jones ( #4 de Jefes): El ataque de Ciudad Juárez logró tener la capacidad de ser explosivo en varios momentos todo gracias a Jones cerrando en el top 10 con 651 yardas y 5 anotaciones.
  • Rodnell Cruell (#2 de Reyes): La fórmula para una ofensiva explosiva de la perla tapatía con grandes highlights en sus 749 yardas y 5 anotaciones registradas.
  • Guillermo Villalobos (#84 de Mexicas): la leyenda viviente continúa dándonos momentos memorables ya que la esencia nunca ha salido de su sangre mexica. Culminó su sexta temporada con 5 anotaciones y 343 yardas.
  • Tavares Martin Jr (#0 de Reyes): De la tripleta de reyes, Martín Jr fue otro de los receptores que formó parte del ataque vertical. Terminó en el top 5 con 746 yardas y 9 touchdowns.
  • Tavarious Battiste (#4 de Fundidores): El jugador que hizo historia la temporada pasada y continúa siendo sello de garantía para el reino de fuego. Cerró la temporada regular con 547 yardas y 6 touchdowns. 
  • Juwan Manigo (#13 de Caudillos): Su velocidad y capacidad de quedarse con la bola es impresionante. El receptor #1 con 1,015 yardas y 9 touchdowns.
  • Eduardo Retana (#81 de Raptors) Uno de los receptores con mayor carácter de la furia verde. Muy buenas rutas y velocidad. Cerró con 341 yardas y 3 touchdowns. 
  • Devin Heckstall (#1 de Reyes): Tuvo gran contribución en esa explosividad aérea. Terminó dentro del top 6 de la liga al sumar 689 yardas y 7 touchdowns.
  • Terrance Williams (#1 de Galgos): El receptor que causó revuelo desde su llegada al equipo de Tijuana por haber estado en la NFL y evidentemente lució bastante en los partidos, demostrando su explosividad. En las 10 jornadas mostró un juego limpio con 0 fumbles, 679 yardas y 4 touchdowns.
  • James Okike (#4 de Dinos): El ídolo de Saltillo; cerró la temporada con 420 yardas, 7 touchdowns y de los más buscados en zona roja.
  • Héctor Rodríguez (#10 de Raptors): Puede parecer un underdog para muchos. A pesar de la alta competencia en su unidad de receptores -nacionales- logró hacer un gran trabajo, terminando con 400 yardas, 3 touchdowns, además de generar 17 yardas promedio después de la recepción. De los nominados quien mayor número de yardas post genera.
  • Emmanuel Harris (WR #15 de Caudillos): este caudillo es de los más agresivos y físicos en campo abierto. A pesar de su composición magra tiene muy buena velocidad. Limpio en sus rutas. Terminó top 3 en yardas con 778. #1- compartido-con 10 touchdowns y el segundo receptor de Chihuahua.
  • Tommy Auger (TE #39 de Fundidores): Sin duda representó correctamente las características de un ala cerrada. Fomentó al mejor ataque de la liga con 584 yardas y 4 touchdowns.
  • Royshawn Gross (WR #19 de Dinos): desde el año pasado que llegó a Dinos, se convirtió en una de las mejores armas aéreas en Saltillo. Muy explosivo y veloz. Esta temporada generó 683 yardas, 7 touchdowns y tuvo únicamente 4 drops.
  • Robert Johnson (WR #7 de Jefes): el ataque vertical que se logró formar con Johnson fue positivo. Cerró con 558 yardas y 7 touchdowns.
  • Humberto Noriega ( WR #6 de Raptors): el receptor que formó parte de la ofensiva más completa a nivel nacional. Tuvo 595 yardas, 1 touchdown y 95% de efectividad.

Un abanico de talento y muchas combinaciones de calidad con estos playmakers, pero sin duda un gran sello de explosividad.

Deja un comentario