Alcides Benítez, un receptor disfrazado de ‘cornerback’

Previo a centrar el balón, el cornerback observa al receptor que tiene enfrente; la alineación de sus pies, su postura e intenta “leerle la mente” para anticiparse a la hora de que salga la jugada. ¿En realidad el defensivo puede “ponerse en los zapatos” del receptor para predecir sus movimientos? Alcides Benitez, número 23 de Dinos, posee esa virtud.

El secreto está en su versatilidad, ya que gracias a ella ha podido desarrollarse como receptor, cornerback y regresador de patada en su historia como jugador; siendo esta la clave para pensar como receptor a la hora de cubrirlos o pensar como defensivo y “atacar” cuando juega de receptor, pues ha estado en ambas posiciones.

Para Alcides el football ha sido algo tan natural como respirar. Por ello, desde los 4 años empezó a jugar en Potros FAIM. Se desarrolló en Prepa Tec (donde coincidió con el coach Adame, como coach de posición en ese momento, y ahora es su head coach). En esta etapa comenzó a “dobletear” de receptor y back defensivo.

Para Alcides era difícil inclinarse hacia una sola posición ya que, por un lado, le gustaba estar en constante contacto con el balón, pero por otro, jugar en el perímetro también le daba cierta felicidad -creo que en parte es porque lo llevo en mi sangre pues mi padre jugó de safety– comentó. Es por eso que se ha desempeñado en ambas posiciones desde sus juveniles hasta la fecha.

En liga mayor estuvo dos años en Borregos Salvajes logrando el bicampeonato (2011-2012). Después, cerró su etapa colegial en Auténticos Tigres donde fue campeón en 2015 y reconocido como líder en intercepciones. Además de conseguir campeonatos en ambas ligas, fue convocado a la selección mexicana en 2016 donde obtuvo medalla de oro. 

En 2018 formó parte de la LFA con Fundidores y recuerda entusiasmado cuando jugó contra Raptors en el cierre de temporada regular. “En el último cuarto entré de receptor y anoté un touchdown, pero después me fui de corner y provoqué un fumble” -contó emocionado.

El periodo en el que más se desempeñó como receptor fue en el 2019, cuando jugó en España. El 90% de la temporada estuvo de receptor, fue autor de varias anotaciones y lo reconocieron como jugador más valioso.

Regresó a México con la mentalidad de aportar a su equipo y por ello el head coach Adame lo colocó de defensivo para fortalecer a la “ola morada” en esta temporada. De manera efectiva logró 2 intercepciones y 13 tackleadas en las cinco semanas de 2020.

“Le doy muchas gracias al football que me ha dado la oportunidad de conocer coaches y personas increíbles. La LFA te llena de ilusión. Más allá de la CFL, son los mismos equipos, porque está lo ‘top de lo top’ en un mismo equipo y a la vez en todos los equipos. En un futuro queremos que todos puedan lucir en todos lados y sabemos que para ello debemos picar piedra.”

Gracias a sus virtudes, compromiso, talento y madurez se convirtió en uno de los prospectos de la segunda generación para la CFL con la ventaja de desempeñarse como defensivo, ofensivo y en equipos especiales; oportunidad que seguramente va a aprovechar al máximo.

Por: Fernanda Mayen

Fernanda Mayen
Últimas entradas de Fernanda Mayen (ver todo)

Deja un comentario