“Mayas es imparable jugando a nivel los cuatro cuartos”, asegura Ernesto Alfaro

El estratega blanquiazul confía en su estrategia rumbo a la semifinal

Ciudad de México. 6 de abril de 2018. Tras una semana de descanso posterior a una de las derrotas más recordadas para el “Imperio Azul”, el Entrenador en Jefe de Mayas, Ernesto Alfaro, tomó la palabra para comentar respecto a lo sucedido en la semana 6 contra Mexicas y, sobre todo, lo que está por venir en el juego final de temporada y, más importante, en el partido semifinal, enfrentando en ambos a la “Sangre Mexica”.

“Definitivamente (la semana de bye) ayuda en el sentido de que los jugadores, a esta altura de la temporada, tienen algunas lesiones o golpes que afortunadamente van recuperándose con el descanso. El equipo se vio mucho mejor en cuanto a lesiones recuperadas y, tener una semana de esa naturaleza es una gran ventaja”, dijo el coach, que se encontraba de vuelta en el campo de prácticas.

Es ya sabido por todos los resultados del último partido de Mayas y cómo se dieron las cosas, haciéndose más enfática la falta de solidez del equipo entre mitades, dominando en la primera y bajando el ritmo en la segunda. Respecto a esta constante en el “Imperio Azul”, Alfaro del Villar sabe que, con los ajustes realizados, sus guerreros volverán a la senda del control total de los partidos.

“No importa si hacemos cambios de quarterback, corredores o cambiemos línea; el equipo tiene que ser igual y estamos trabajando para que no se note una vez que se lleven a cabo estos cambios, porque, de cualquier forma, el planteamiento (del domingo) es similar, con titulares un medio y suplentes en el otro medio, para que el equipo pueda tener la oportunidad de darle juego a aquellos que no lo han tenido y cuando se presenten, nos den lo que esperamos de ellos”, explicó el coach.

Aseguró también que el equipo no lidia con la confianza de más, situación que ha sido muy comentada recientemente.

“Mi labor es, precisamente, que no suceda el exceso de confianza y que el equipo tenga esa hambre de derrotar y evitar avance de yardas a la defensiva en cada drive. Estamos trabajando en que no sea un equipo con exceso de confianza y sea homogéneo durante los cuatro cuartos. Lo he dicho durante la temporada, a Mayas jugando a su nivel durante cuatro cuartos, ningún equipo lo va a soportar”.

El Coach del Año en 2017 apuntó que los ajustes para el domingo han sido pocos, puesto que las modificaciones sustanciales se darán en el tercer partido, donde estará en juego el pase a la final; no obstante, este domingo está seguro de que la afición verá a unos Mayas con las mismas ganas de obtener la victoria.

“Será un gran juego que, definitivamente, va a ser un parteaguas para lo que viene en cuanto a la culminación de temporada. A partir de ahí, uno de los equipos tendrá que hacerse a un lado y uno de ellos llegará a la final. Mexicas es un equipo con gran talento y demostró que en cualquier momento se puede recuperar de marcadores adversos. Nuestra obligación es demostrar la capacidad de Mayas, que está para cosas importantes”.

Finalmente, el coach explicó la razón del cambio de alineación entre mitades, que no fue tomado de buena manera por una parte de la afición, mostrándose crítica hacia este movimiento; ante ello, fue enfático y firme en su decisión, confiando en la estrategia planteada desde la última jornada.
“Para mí lo más importante es mantener a los jugadores sanos, aprovechando estos juegos que no tienen implicaciones en los playoffs para descansarlos y tenerlos lo mejor posible”.

Por. Arturo Velaztegui.

Leave a Reply