“La victoria como hábito y la derrota como lección, bases para Mayas”: opina Edgar Arroyo

El corredor blanquiazul sabe que esta es la oportunidad de cimentar la historia del equipo

Ciudad de México, 14 de abril de 2018. El triunfo en semifinales y la llegada al Tazón México III sería, en palabras del corredor de Mayas, Edgar Arroyo, llegar a la consagración en la creciente Liga de Futbol Americano Profesional (LFA), aunque también reconoce que el rival a enfrentar es el más demandante y el que más le ha exigido a él y a todo el “Imperio Azul”.

“Siempre hemos estado enfocados como en cada juego, pero este es muy especial, porque sería un brinco al éxito total como la primera dinastía. Es una conjunción, pero vamos paso a paso”.

“Contra Mexicas es enfrentar al equipo más duro que hemos tenido en estas tres temporadas y el equipo con el que más competimos físicamente. Estamos preparándonos, trabajando al cien y eso se nota en la práctica. Lo que nos estamos planteando es ser mejores cada día, tan sólo un poquito”, dijo el ofensivo blanquiazul.

El ataque terrestre del equipo bicampeón ha sido una marca de fábrica en el esquema ofensivo de Mayas y un referente de velocidad y explosividad en el terreno de juego. La dupla de Arroyo y Omar Cojolum ha sido una de las más efectivas y peligrosas en la historia de la liga. Esta continuidad ha sido favorable para conseguir los resultados obtenidos, sumado a que, los nuevos elementos que llegan a esta unidad, se han acoplado rápidamente al sistema. Así define Arroyo al grupo de corredores.

“Cuando cualquiera de nosotros toma el balón puede ser muy peligroso ante cualquier defensa, hemos sido sólidos en tres años porque hemos sido casi siempre la misma gente, cuando se suma un elemento, en realidad llega a aportar, se acopla y hace el trabajo como si fuera el último día de su carrera. Cada yarda para nosotros es vida”.

Además de mantener una base sólida, la mentalidad que el equipo ha adquirido es fundamental para sobrepasar situaciones adversas y saber reaccionar ante los buenos resultados, adoptando el triunfo como algo natural y tomando lo peor en las caídas que han tenido.

“Para nosotros ya se nos hizo un hábito ganar. La derrota está fuera de nuestros parámetros; nunca hemos pensado en eso y cuando nos toca, para nosotros es una lección y enseñanza. Ahora estamos ansiosos por volver a ser campeones de nuestra conferencia y llegar a un paso más que es el campeonato nacional de la liga profesional”, apuntó el corredor colegial con los Frailes del Tepeyac, quien acumuló 83 yardas por tierra en la temporada tras estar fuera durante cuatro semanas por una lesión en la pierna.

Arroyo Flores finalizó la entrevista dirigiéndose a los fanáticos del “Imperio Azul”, agradeciendo el apoyo brindado, que se traduce en motivación para lograr cosas grandes este año.

“Veo gente nueva y que está desde el primer año apoyando a los Mayas y se identifica con el equipo y los colores. Esto a nosotros nos crea motivación, el que sufran nuestras derrotas y que sean apasionados y eufóricos por nuestras victorias. Ese es el más grande detalle que nos pueden dar a nosotros como jugadores, el verlos sentados cada domingo, apoyando, gritando y coreando el nombre de Mayas, para nosotros eso es especial, entonces vamos a dedicarles cada yarda, cada jugada y cada minuto para regalarles la mejor satisfacción que es ganar y darles otro campeonato”.

Por. Arturo Velaztegui

Leave a Reply