Gerardo Álvarez, un incansable del fútbol americano

Hablar de Gerardo “Pewee” Álvarez es hablar de récords, de grandes atrapadas y de actuaciones memorables, pues desde su llegada a la LFA con Dinos, en 2017, ha sido uno de los jugadores que más han “brillado” en la liga. 

Pero la carrera del jersey número 3 de Dinos, no sólo se resume a sus memorables participaciones con la Ola Morada, ya que desde muy pequeño comenzó a practicar el fútbol americano con gran pasión y entusiasmo. 

En aquellas categorías infantiles, Álvarez destacaba por sus ganas de sobresalir, pero también por ser uno de los jugadores más pequeños y delgados, situación que le valió el apodo de “Pewee”, mismo que lo acompaña hasta el día de hoy. 

Nada fue impedimento para que demostrara sus habilidades dentro del emparrillado y aunque no tuvo invitaciones para llegar a los programas más “famosos” de ONEFA y CONADEIP, Álvarez jugó liga mayor con Lobos de la UADEC. 

Su paso por el equipo coahuilense fue inmejorable y en 2009 ayudó a su escuadra a conseguir uno de los cuatro títulos en la historia de la institución, venciendo en la gran final a Águilas de la UACH. 

Al año siguiente, “Pewee” terminó su elegibilidad con Lobos y dejaría la Conferencia Norte de la ONEFA, pero nunca se alejaría del fútbol americano. 

Al no haber opciones de liga profesional en aquellos años, Gerardo optó por el flag football para mantenerse activo y ahí siguió demostrando su calidad; tanto así que, en 2014 representó a México en el Mundial de la disciplina celebrado en Italia, en donde terminó como subcampeón con el conjunto azteca. 

En 2016 la carrera de Álvarez volvió a dar un “salto” hacia el fútbol americano, esta vez como parte de la naciente franquicia de Dinos de Saltillo, en la LFA. 

“Pewee” se convirtió en la primera selección del conjunto de Saltillo y en poco tiempo demostró que sería también uno de los referentes del equipo. 

En 2017, temporada debut de Dinos, “Pewee” fue nombrado receptor del año y además, ayudó a su equipo a llegar al Tazón México II. 

En ese partido, los “recién nacidos” Dinos se plantaron frente a unos experimentados Mayas y aunque en algún momento estuvieron 10-0 arriba en el marcador, terminaron perdiendo 24-18 y se tuvieron que conformar con el subcampeonato. 

En esa Final, Álvarez sumó un touchdown al marcador, pero no fue suficiente para una remontada. 

Para 2018, “Pewee” siguió brindando grandes encuentros con Dinos y uno de lo más recordados es el encuentro en Saltillo vs. Fundidores, en el que consiguió el récord de más anotaciones en un solo partido, con cuatro. 

En esa ocasión Dinos venció a los regios por marcador de 30 a 20 e incluso los árbitros anularon otro touchdown más a Gerardo Álvarez. Sin embargo, dicha marca permanece hasta hoy en la LFA. 

Para 2019, Gerardo Álvarez tendría la oportunidad más importante de su carrera, pues logró dar un salto hacia la internacionalización como jugador de la CFL. 

“Pewee” destacó y llamó la atención de los visores canadienses desde el Combine, en donde a sus 31 años fue el jugador más rápido en la prueba de las 40 yardas, con un tiempo de 4.64 segundos. 

Esa marca le valió para ser la selección número 25 del Draft LFA-CFL para BC Lions. Llegó al equipo con Octavio González y su compañero de Dinos, Fernando Richarte. 

Con BC Lions se ganó un puesto desde el inicio en el roster de titulares y tuvo acción en siete juegos, a diferencia de Richarte quien inició en practice squad y González, quien no jugó debido a una lesión. 

Al terminar su experiencia en Canadá, Álvarez regresó con Dinos para la temporada 2020 con quienes cerró con récord de 3-2, siendo el cuarto receptor más productivo del equipo consiguiendo 9 recepciones en 11 envíos para 131 yardas. 

Por: Emmanuel Hernández

Emmanuel Hernández

Deja un comentario