Zurdo Quintana, paciencia como virtud

      No hay comentarios en Zurdo Quintana, paciencia como virtud

Si se trata de aprovechar las oportunidades podemos mencionar a Ricardo “ El zurdo” Quintana, quien es el quarterback de los actuales campeones Mexicas del Tazón México III.

Y es que Quintana siempre ha tenido que ser paciente para que le den los controles de la ofensa, demostrando todo el talento que posee ya que el caso que tuvo esta temporada de ser quarterback de segundo equipo los primeros años y posteriormente obtener la titularidad logrando un buen papel no es la primera vez que sucede.

El Zurdo Quintana comenzó a jugar a los 7 años de edad en los Potros Salvajes de la UAEM y a pesar que le costó un poco de trabajo adaptarse al estilo de juego del fútbol americano el gusto y la pasión lo mantuvo de pie en sus primeros dos años.

Arrancando como corredor, siguiendo los pasos de su padre, fue como comenzó de desarrollar su juego y a los 9 años decidieron sentar al qb titular colocando a Quintana en esa posición ubicando así su talento como mariscal.

Logró ser novato del año en Pieles Rojas con la categoría de juvenil y terminó su Liga Mayor en el equipo de Burros Blancos compartiendo sus últimos años en esta categoría con Marco Garcia, actual qb de Mayas.

Apareció dos veces en el listado de la Selección, pero por diversas situaciones ajenas no pudo concluir participar de manera activa y una vez concluida su liga mayor se fue a jugar a España con los GIgantes de Valencia, para volver a México en el 2016 y entrar con los Mexicas, que en su momento se llamaban Eagles.

Fue ahí donde tuvo que esperar a que se le diera juego y gracias a la suspensión de Raúl Mateos los coaches decidieron probar a Quintana donde consiguieron resultados inesperados ya que los llevó al campeonato.Quintana concluyó con 1275 yardas, 9 pases de anotación y el 57% de efectividad.

“Estaba esperando una oportunidad para que vieran lo que tenía”-comentó Quintana- “Llegado el momento lo aproveché y después se dió la dupla de qb-wr con Mateos”-expresó el qb, confesando también, que nunca hubo un resentimiento con Mateos al obtener la titularidad, al contrario fue apoyo absoluto. “Una de las claves fue que el equipo logró conjuntarse y cada quien hacer su trabajo. Encontré un excelente timing con los receptores. Terminé muy contento”-concluyó.

Su familia siempre ha sido su motivante, pero esta temporada se añade el factor de ser papá por primera vez. “La familia,mi mujer, mi bebé, son mi motivación diaria. Que vean que el tiempo que estoy fuera de casa vale la pena”

Con tremenda motivación y deseo Quintana buscará llevar al equipo a una segunda victoria esta temporada, consciente de la importancia que es el formar un buen equipo, trabajar en conjunto, ser pacientes y trabajar duro para lograrlo.

“Son las pequeñas cosas que se hagan a la semana lo que dará la diferencia.”

Por: Fernanda Mayen #ReporteraDeBolsillo
Foto: Israel Vera

Leave a Reply