Una gran responsabilidad para Marco García

Fueron dos años dominantes para el Imperio azul y en la tercera temporada los Mayas cayeron de manera caótica en los Playoffs dándole el pase a la final a los Mexicas quienes terminaron coronándose campeones en el Tazón México III. En este cuarto año Marco García y compañía buscarán levantar al equipo nuevamente sin importar todos los retos a los que se puedan enfrentar.

Al principio de la pretemporada el equipo tenía muchas incertidumbres en lo que se aclaraban las cosas con la sede, los horarios de entrenamiento; así como el de visualizar a Francisco Chaparro como su nuevo entrenador en jefe. El quarterback de cuarto año, Marco García, asegura que todos esos problemas al cierre de la temporada pasada y los cambios que empezaron a suceder en el cierre del 2018 hicieron que el equipo se uniera más con el deseo de sacar al equipo adelante.

“Hemos tenido en todos los años momentos altos y bajos. Esta vez hubo mucho ruido en el equipo, pero eso hizo también que nos uniéramos más. Recuperado esa comunicación que a lo mejor habíamos perdido y ese lazo que al final se adelgazó”- comentó García.

La ventaja es que Marco ya ha trabajado con el coach Chaparro desde años atrás y ahora hay una mayor conexión por lo realizado en liga mayor ayudando así a agilizar las cosas y el permear a todos los jugadores con el sistem que el coach Chaparro está implementando recuperando los días perdidos de diciembre, aprovechando cada práctica.

Marco tienen en mira varios objetivos para esta temporada y sabe que son metas que demandan mucho trabajo y compromiso, pero se ha estado preparando para poder desarrollar un mejor rendimiento cuidando la alimentación y la activación física, apoyándose también con el coach Javier Garcia.

De igual forma, como es su costumbre, ha estado estudiando mejor el sistema para poder ejecutarlo de manera correcta ya que es su labor dirigir el ataque ofensivo – veterano- y aprovechar el talento que acaba de llegar del draft para lograr explosividad.

“Estoy con muy contento con el equipo que tenemos. Me gustaría lograr ser reconocido como el mejor jugador, sin duda, pero lo más importante es el resultado colectivo, arropar a los nuevos jugadores como la familia que somos”-añadió García consciente también de que un buen líder también debe de ser ejemplo- “Somos un equipo que tiene hambre de regresar en donde estuvo.”

Uno de los incentivos para cerrar con broche de oro la pretemporada es el abrir en el Estadio Ciudad de los Deportes, contra Cóndors. Equipo con el cual nunca han perdido y planean mantener la racha.

Con una gran responsabilidad en las manos y con mucho trabajo por hacer todavía Marco García quiere retomar el camino de las victorias para el Imperio Azul.

Por: Fernanda Mayen #ReporteraDeBolsillo
Foto: #ReporteraDeBolsillo

Leave a Reply