Un terror para los ‘quarterbacks ‘

Hasta la mitad de la temporada 2020 de la LFA, Martín Maldonado es el líder en capturas a quarterbacks de campo. “Todavía no estoy satisfecho”, dijo. 

Martín Maldonado, jugador de Fundidores, es actualmente el “coco” de los quarterbacks en la LFA, ya que en lo que va de la temporada 2020 es quien más capturas ha logrado.

Antes del parón debido a la contingencia por el COVID-19, el liniero defensivo novato del “Reino de Fuego” tenía ocho sacks, seguido de Rashad Dillard (Mexicas), quien contabiliza siete. El regiomontano dijo sentirse pleno por esta situación, pero manifestó que busca más. 

“Tengo un sentimiento de insatisfacción, todavía no estoy satisfecho completamente por el resultado, ya que podemos hacer más y qué mejor que aprovechar este tiempo (paro de la LFA) para seguir entrenando”. 

Maldonado no se adjudica el crédito solo. Comentó que su marca actual es en gran medida a la calidad de sus compañeros en la defensiva, a la que calificó como domínate en el terreno de juego. 

“Más que todo, el talento colectivo. Tenemos a gente como Tavo, Máximo, Max, que fueron grandes estrellas en la universidad y siguen con la misma preparación y eso es lo que ha destacado de la línea defensiva; un buen draft, que también impacta mucho en este aspecto y, por último, la cohesión de todo el equipo, de toda la unidad. Hemos sabido integrarnos bien y la defensiva es dominante”. 

Es el primer año de Martín, quien fue primera selección de Fundidores en el Draft 2020 de la LFA y así se refirió así al nivel que hay en la LFA: “Es un ritmo diferente, hay mucho golpeo. Algo que me agrada de la liga es que se enfoca en el aspecto de velocidad y agilidad, que es algo a lo que me enfoco. Hay muy buen nivel y siento que los siguientes años vendrá mejor todavía”. 

“Como están las estrellas, es una liga aún más competitiva con respecto al tema universitario; por lo pronto es una liga más fisca, en esa parte se enfocan mucho y quiero ver cómo va a pasar a un fútbol más ágil o tipo NFL”, declaró. 

El elemento de Fundidores aseguró que se sigue preparando en casa ante la pandemia, pero también habló de lo difícil que será retomar el ritmo una vez que pase. 

“Deberíamos tener mínimo un mes para volver a agarrar ritmo. Traes un ritmo de temporada, te lo cortan y eso puede ser muy propenso a lesionar jugadores y en esa etapa que nos quedamos es algo que no buscamos”.  

“Mínimo un mes sería necesario una vez que las autoridades declaren que ya se puede circular sin riesgo alguno. Hago algunos ejercicios en casa, porque hay que tratar de seguir al pie de la letra todas las indicaciones de las normas de salud”.

Por: Emmanuel Hernández

Con información de Obed García

Emmanuel Hernández

Deja un comentario