Un enfrentamiento fuera del campo

Hoy buscamos poner nuestro granito de arena, lo que esté al alcance, para salir lo más rápido posible de esta situación manteniendo los protocolos. Por otro lado, a los médicos se les reconoce, pero sobre todo se les agradece la ardua labor que han estado haciendo ante la crisis.

Es un trabajo de alta demanda. Por ello, admiramos a los que han dejado a un lado las hombreras, cascos, jerseys de jugador o árbitro e, incluso, los pompones para ser 24/7 profesionales de la salud.

Hay un sinfín de personas dentro de la comunidad del fútbol americano nacional que han estado sacrificando absolutamente todo en estos meses con tal de cumplir con su labor. Camilleros, enfermeros, laboratoristas, médicos y trabajadores sociales; todos involucrados en la misión de agilizar la detección del virus, llevar a cabo el tratamiento para el paciente y, por ende, lograr su recuperación.

En la comunidad LFA destaca el receptor de Condors, Josué Martínez (número 81) quien trabaja con expedientes del IMSS en un centro de COVID-19; el doctor de Mexicas, Alejandro Aragón, quien está dando orientación a pacientes positivos al virus a nivel nacional con teleconsultas.

“En el área en la que estoy nos toca llevar las muestras de COVID-19 al laboratorio de epidemiología del hospital La Raza.” -comentó Josué Martínez- “Es muy impactante ver la evolución que esto ha tenido. Los primeros días llevábamos 2 o 3 muestras cada tercer día; después empezamos con 3 muestras diarias. Al día de hoy llevamos 20 muestras en el turno de la mañana y otras 20 en el turno de la tarde. Desafortunadamente la mayoría de las muestras salen positivas. Es por eso que está pegando bastante en todos los ámbitos. Estoy en una oficina y no dentro del hospital, pero somos una parte importante del equipo para hacer que la gente tenga sus respuestas lo más pronto posible para poder seguir un tratamiento adecuado y evitar entrar al hospital para ser internados.”

“Realmente en esta situación, los médicos del deporte no podemos estar dentro de los casos de COVID, porque no está en nuestra especialidad: sin embargo, podemos poner nuestro granito de arena con algunas asistencias. En este caso le damos seguimiento vía remota a los que lleguen a tener síntomas o tengan alguna preocupación. Los asesoramos y damos indicaciones que deben seguir.” -comentó el doctor Alejandro Aragón, de Mexicas- “Hay que ser pacientes. Es difícil contener esta enfermedad que está cobrando vidas en un porcentaje alarmante a nivel mundial, pero seguimos de pie.”

Así como ellos, hemos visto más casos que han dejado el campo con el fin de unir fuerzas y asistir para salir de esta situación lo mejor posible.

Su labor siempre ha sido reconocida, pero ahora valoramos todo lo que hacen ya que son los más expuestos al virus. Cualquier aportación y rol en que se participe en este importante encuentro frente a esta enfermedad, es de importancia para disminuir el riesgo de contagio y severidad. Este partido lo jugamos todos y aún no lo hemos ganado.

Por: Fernanda Mayen 

Información: Doctor Gerardo Vázquez

Deja un comentario