Talento y dedicación

      No hay comentarios en Talento y dedicación

Cuando el talento se tiene, solo se necesita seguir trabajando para hacer la diferencia. Con paciencia, dedicación y constancia, el receptor Luis David Martínez ha logrado grandes resultados en esta temporada.

Luis David Martínez (número 11) inició su carrera como jugador profesional en 2019 con el equipo de Mayas. Este año, vistiendo colores diferentes, se sumó a Condors para fortalecer el ataque aéreo y, a pesar de la amplia competencia que hay en su unidad, ha logrado buenos resultados.

La presencia de Luis David se hizo notoria desde el primer juego pues, aparte de acumular 101 yardas, logró su primera anotación con el equipo, siendo, además, el touchdown que despegó a la “legión cóndor” para conseguir el triunfo en contra de Pioneros.

En los siguientes partidos se empezó a hacer costumbre que el quarterback Diego Pérez (número 1) encontrara constantemente a Luis David, ya sea para avanzar yardas o en la zona de anotación. Después de la semana 5 tiene registrado 3 anotaciones, 269 yardas y un 89% de eficiencia, haciéndolo candidato para la CFL.

El receptor confesó que, una vez culminada la temporada 2019, se dedicó a prepararse físicamente de una manera más exigente para poder tener un mejor desempeño.

“Sentí que el año pasado quedé a deber y desde que terminó la temporada pasada me metí al gimnasio, fui a correr y juego de pies.” -comentó Luis David, logrando ser reconocido por los defensivos rivales como uno de los principales hombres por cubrir.

Otra de las razones por las que también se ha desarrollado de esta manera es por la comodidad que siente con el equipo.

“Me he sentido muy bien con el equipo desde el día uno y también súper comprometido. Es una familia como tal que se dio a querer muy rápido.”

Además de los resultados vistos en el emparrillado, para los coaches es considerado como uno de los jugadores más comprometidos y disciplinados con el equipo.

“Es talento puro. Muy buen jugador y lo más agradable es que tiene buena disposición al trabajo haciéndolo más sencillo coachear.” -comentó el coach de receptores Pavel Tosky.

Motivado 100% por su familia, su novia; sumado al hecho de compartir campo con su hermano Josué Martínez (número 81), busca aportar su granito de arena y dar su máximo en los entrenamientos, sobre todo en los partidos para lograr el objetivo del equipo: el campeonato. 

Por: Fernanda Mayen

Deja un comentario