Sergio Schiaffino: el sueño de ser profesional


Años de trabajo duro, esfuerzo y dedicación han llevado al cornerback de Dinos, Sergio Schiaffino (número 24), a recorrer emparrillados y a acumular “millas de viajero” en busca de un sueño: ser jugador profesional. 

Su camino por el fútbol americano empezó desde los cinco años, cuando, según como él mismo cuenta, su padre lo llevó al Club Águilas (hoy de la MFL) debido a que era un niño “muy inquieto”. 

A partir de ahí, Schiaffino “se enamoró” del fútbol americano y poco a poco se fue fijando la meta de llegar a las mejores ligas del mundo, como la NFL o la CFL de Canadá. 

Gradualmente fue creciendo como jugador y puliendo el talento nato que mostró en los entrenamientos desde sus primeros días. Sus cualidades lo llevarían a la Prepa Tec y después a los Borregos, equipo en el que tendría una historia “brillante”. 

Con el equipo del campus Monterrey Schiaffino terminó por “explotar” y se convirtió en referente no solo de la institución, sino del fútbol americano nacional. 

Portando el jersey de los “lanudos”, el jugador del perímetro pudo levantar los campeonatos de Liga Premier de CONADEIP en 2012 y 2015. 

Además, representó a México en el Campeonato Mundial Universitario de 2016, que justamente se desarrolló en Monterrey. Jugando en casa (en el extinto Estadio Tecnológico), Schiaffino se consagró campeón gracias a que la Selección Mexicana venció a la de Estados Unidos. 

Así selló una gran carrera universitaria que, incluso, el sitio especializado Mundo del Ovoide reconoció este año, al colocarlo dentro del equipo de la década de liga mayor en México, resaltándolo como “un espectacular defensivo en coberturas personales, que pocas veces fue superado por los receptores rivales”. 

La respuesta hacia el profesionalismo llegaría para Schiaffino de la mano de la LFA y Dinos de Saltillo, equipo que lo integró en el primer roster de su historia, rumbo a la temporada 2017. 

Ahí comenzó a brillar desde los primeros juegos y fue parte del “equipo sorpresa” de ese año, en el que la “Ola Morada” dio la campanada al vencer a Raptors en la semifinal y llegaron hasta el partido por el Tazón México II, perdiéndolo contra Mayas. 

Al año siguiente, Schiaffino regresó a Dinos para encabezar el cuerpo de profundos de los saltillenses y nuevamente llegaron a postemporada, aunque cayeron en la antesala del Tazón México III a manos de Raptors. 

Llegó 2019 y ese año fue un parteaguas en la carrera de Sergio Schiaffino. Con Dinos, aunque quedó fuera de la postemporada, fue parte de una defensiva dominante que estableció varias marcas en la LFA. 

Se trató de la defensiva que menos yardas totales permitió (1,870), así como la defensiva a la que le convirtieron menor cantidad de yardas por aire (705), en gran medida gracias a que Schiaffino ayudó con 14 pases defendidos y una intercepción. 

Con estas marcas a cuestas, finalmente le llegó la oportunidad de cumplir su sueño, pues en 2019 fue parte de la generación de #MexiCAN Stars que llegó vía Draft a la CFL. 

Fue seleccionado por Blue Bombers y tuvo que hacer maletas rumbo a Winnipeg para demostrar que tenía calidad para quedarse en el equipo y cumplir con esa meta que había estado trazando desde que tenía 5 años. 

Y lo logró. Sergio Schiaffino firmó contrato en la CFL y permaneció toda la temporada 2019 en la escuadra de prácticas de Blue Bombers, organización que se consagrara campeona de la liga canadiense. 

Junto a Eduardo Hernández, Sergio Schiaffino puede presumir que hizo historia, al ser uno de los primeros mexicanos en “levantar” la Grey Cup.

Luego de ese logro, regresó a Dinos para jugar en la reciente temporada de la LFA y, antes de que esta fuera suspendida por la contingencia sanitaria, aportó al equipo 10 tackleos y 1 tackleo asistido y 3 pases defendidos.

Por: Emmanuel Hernández

Emmanuel Hernández

Deja un comentario