Sebastián Olvera entregó su máximo en la CFL

Los Roughriders de Saskatchewan liberaron al receptor mexicano, Sebastián Olvera cuando dieron a conocer el roster oficial para la temporada 2019.

El receptor de los Artilleros, Sebastián Olvera, quien es candidato para recibir el reconocimiento de novato del año tras distinguida primera temporada en el emparrillado de la LFA fue uno de los invitados para probarse en la CFL.

A pesar todo el talento, la constancia y la solidez que posee el jugador presentó una lesión en el tendón de corva lo que lo limitó mucho a desarrollarse completamente en el terreno de juego canadiense, sin embargo aprovechó cada oportunidad que se le presentó.

A pesar de que Olvera regresará a casa, no llega con las manos vacías, pues todo lo que aprendió en el training camp le servirá para un mejor desarrollo en muchos niveles y quizás volverlo a intentar ya con antecedentes que le ayuden a una mejor preparación, pues la competencia es muy alta.

“Es una experiencia que disfruté mucho. Es un gran logro el tan solo llegar hasta acá.”- expresó Olvera- “Hasta que llegué aquí me di cuenta del trabajo tan grande que me falta para poder llegar al nivel correcto. El feedback -de los coaches- nos lo dan todos los días, entonces, te ayuda a mejorar diariamente.”

La lesión que tuvo lo dejó insatisfecho con su desempeño, pues es un limitante que está fuera de su control, pero entregó su máxima en todo momento.

“Definitivamente dejé todo en cada repetición”- concluyó el receptor.

El estar en la CFL les suma muchísima experiencia a los jugadores, pues se les exigen más cosas y aprenden otros detalles que los ayuda a pulir su desempeño dentro del terreno de juego.

No existe mayor frustración para un jugador que el verse limitado por una lesión, sin embargo el hambre de aprendizaje y superación siempre permanecerán activos e inclusive se vuelven factores de motivación para crecer como personas.

Por: Fernanda Mayen #ReporteraDeBolsillo

Leave a Reply