Por un regreso con conciencia social

Ante la situación por la que atraviesa el mundo, hemos visto que la actividad en casi todas las empresas de cualquier índole ha sido detenida.
Para muchas personas ha resultado un obstáculo en diferentes áreas, sin dudarlo. Y más cuando se trata del deporte. Esto se magnifica al ser profesional.

¿Cuántas instancias intervienen en un aparato deportivo profesional?

No solamente es el detener los juegos y que los protagonistas no se enfrenten. El parar (por el tiempo que sea) es una acción en detrimento de muchos involucrados. Los dueños de los equipos, los inmuebles, la operación de cada uno de los elementos, la publicidad, las televisoras, las ventas de un gran número de artículos (entre ellos comida y bebida); en fin, es congelar una máquina que se echó a andar y estaba tomando velocidad para trabajar en beneficio de muchos.

Así es con la Liga de Fútbol Americano Profesional, hablando del caso específico. No obstante, hay un motivo que es mucho más importante que la maquina deportiva y ese es el bienestar de quienes hacen todo posible… las personas.

Todo cuanto se ha pensado, soñado y creado con respecto al fútbol americano profesional en nuestro país es para el deleite de esa gran afición que deberá permanecer expectante, pero paciente de que sea el momento de regresar a los estadios que es el lugar donde mejor se vive la experiencia de este deporte.

El bienestar y la seguridad de todos son prioridad.

Si la respuesta de la población resulta la adecuada, será muy probable que todo se reactive en menos tiempo del pensado. Está en todos nosotros que esa sea la mentalidad y actitud para regresar a una normalidad con conciencia social.

Por: Cinthya García Guerrero

Cinthya García
Redes

Deja un comentario