Nueva piel, nuevos retos

      No hay comentarios en Nueva piel, nuevos retos

“La atención a esos pequeños detalles es lo que hace la diferencia, lo que hace a un equipo campeón.”

Sebastián Olvera, será un jugador inolvidable para Artilleros comenzando con el hecho de que fue el primer “pick” del Draft en la historia del joven equipo y culminó la temporada siendo el líder anotador con un total de 8 anotaciones y 489 yardas, siendo de los receptores más difíciles de cubrir por su velocidad en terreno abierto y habilidad para quedarse con, prácticamente, cualquier pase.

A pesar de haber estado satisfecho con los Artilleros, a Olvera se le presentó una gran oportunidad de trabajo en la Ciudad de México, motivo por el cual tuvo que cambiar de residencia, dejar todo lo vivido en Puebla para continuar su historia y seguir dentro del emparrillado ahora con el equipo de Condors, enriqueciendo aún más el arsenal ofensivo.

La llegada de Olvera a la “legión cóndor” será de gran ayuda para el quarterback Diego Pérez Arvizu, ya que con la baja de Andrés Salgado (por contrato CFL), Condors necesitaban reforzarse en esa unidad para no perder el  balance y la eficiencia en el ataque. 

Otra ventaja es que Sebastián ya había compartido terreno con algunos jugadores de la “legión cóndor” debido a torneos de tocho bandera en años pasados agilizando, también, su incorporación al equipo pues ya existía una relación con Pérez Arvizu y el corredor Humberto López Tinoco, entre otros.

“Me encanta estar en este equipo, me han recibido con los brazos abiertos absolutamente todos. Muy emocionado de aportar mi granito de arena para lograr el campeonato. Hay demasiado talento en general y lo que más me gusta es que todos creemos en lo que es Condors”, expresó el receptor.

Este ambicioso jugador se compagina con el deseo de los aurinegros de volver a coronarse en esta temporada cargada de competencia. Uno de sus principales objetivos, además de aportar todas sus habilidades, pasión y entusiasmo, será el romper su propio récord de anotaciones con un mínimo de 10, culminando, a su vez, con más de 1,000 yardas en esta quinta edición de la LFA.

Consciente de que no será tarea sencilla, pero comprometido con el reto, trabaja todos los entrenamientos junto con Pérez Arvizu para lograr interiorizar el sistema al 100% y encontrar el timing adecuado para sacar a flote todas sus cualidades en el emparrillado y estar listo en el kickoff contra Pioneros de Querétaro.

A pesar de portar otros colores en su segundo año con la liga, Olvera buscará seguir siendo ese terror para las defensivas y conseguir, con la “legión cóndor”, el bicampeonato.

Por: Fernanda Mayen

Deja un comentario