Marco Santana, dispuesto cuando se necesite

Marco Antonio Santana, quarterback de Fundidores, se dijo listo en cualquier momento en el que el equipo lo necesite: “Si me pide estar adentro o de segundo, lo haré con la misma disposición”. 

En la segunda victoria de Fundidores en la temporada 2020 de la LFA, el quarterback Marco Antonio Santana fue pieza clave para ganar e, incluso, los aficionados los reconocieron por su actuación, pero él no “echa las campanas al vuelo” y antepuso lo mejor para el conjunto que su participación individual. 

“Halagado de que las personas confíen en mis aptitudes, pero estamos para el bien del equipo y los coaches no van a tomar una decisión que no favorezca al equipo. Si el coach me pide que esté adentro o que esté de segundo, yo voy a estar con la misma disposición”, dijo. 

Para la tercera fecha de la campaña, el ataque de los regiomontanos se vio mejor y Marco se lo atribuyó a un mejor acoplamiento.  

“Era cuestión de ritmo, de que nos conociéramos, de que nos adaptáramos. Tuve muy poquito tiempo para adaptarme al equipo, entonces era nada más cuestión de ritmo”, declaró. 

Del número 9 de Fundidores sobresale su baja estatura para la posición que ocupa, pero parece no afectarle, ya que en su trayectoria es una constante. 

“Siempre ha sido así, desde mi primer año en liga mayor era que, por mi estatura y por mi físico, que no la iba a hacer y es algo con lo que siempre he lidiado desde intermedia. No es nada nuevo, pero me toca demostrar lo que juego”, expresó. 

Tony comentó cómo es la competencia interna por el puesto de mariscal de campo con Julio Vázquez: “Cuando él está en el campo yo lo apoyo y cuando yo estoy, él me apoya. Es una competencia sana, en la que los dos sabemos que es para el bien del equipo.” 

El ex jugador de la UACH se estrenó esta campaña 2020 en la LFA y habló del cambio del juego universitario al profesional y las diferencias que ha notado. 

“Es mi primera temporada, me siento muy a gusto, muy contento, pero ha sido una transición muy difícil. En el nivel en donde jugaba y en el que estoy ahora sí hay mucha diferencia. Me siento con algo de presión porque me tengo que adaptar rápido al nivel en la LFA. La rapidez con la que se mueven, la rapidez con la que te ajustan, los scouts que llegan también a poner los coaches, el cómo en un cuarto les puedes avanzar la bola de una manera y al siguiente cuarto ya te ajustaron”, manifestó. 

Para el juego ante Mexicas, el viernes 28 de febrero, Santana espera que su equipo se haga del triunfo y que también se pueda sentir los ánimos de los aficionados. 

“Que salgamos ordenados, con la mentalidad puesta en el objetivo que es ganar el juego para ir pasito a pasito para llegar al tazón. Es muy importante tener un estadio lleno, que la gente te esté apoyando e invitarla para que pasen un buen rato en el Estadio de Borregos”, indicó.

Por: Obed García

Avatar
Últimas entradas de Mesa de Redacción (ver todo)

Deja un comentario