Los Raptors tienen las armas, la localía y el deseo.

Se acerca la recta final de la temporada regular y con la victoria sobre Fundidores los Raptors aseguran playoffs y se colocan como líderes divisionales con la espera de ver quién será su rival para la semifinal, pero con el objetivo de cerrar con una victoria más para la siguiente jornada.

Uno de los principales objetivos del equipo era el lograr pasar a la postemporada, pero sobretodo conseguir la localía, pues saben lo complicado que es enfrentar a alguno de los dos equipos en el norte del país y poco a poco en la temporada fueron acercándose a cumplirlo, para que en este séptimo juego concretaran esos retos.

“Estamos contentos, pero el día de mañana se cambia la página y empezaremos a hacer el juego de Dinos. Jugamos bien, existieron algunos detalles, pero se hicieron las cosas que debían en equipos especiales, la defensa, la ofensa. Como equipo ganamos.”-comentó el head coach de Raptors, Guillermo Valdovinos, sobre el desempeño que tuvo el equipo en contra de Fundidores, comentando que debió de haber sido un marcador más abultado, sin embargo lograron practicar algunas cosas que tenían pendientes.

El equipo no quiere perder el ritmo que llevan a pesar de ya asegurar la postemporada porque viene un juego interesante la siguiente semana contra los Dinos y el mantener el timming, la forma en cómo se han desarrollado dentro del emparrillado es muy importante ya que viene una semana de receso después de la última jornada regular, esperando que no afecte nada, pero sobretodo proyectando al equipo a no bajar la guardia, porque sólo han dado algunos paso para el objetivo final que es el campeonato.

“Definitivamente será un buen juego. Ellos (Dinos) tienen un buen perímetro, pero nosotros un buen equipo en general”-añadió Valdovinos.

Esta año definitivamente se ha visto mejorado el ataque ofensivo en donde lideran en el total de yardas y Bruno Márquez posee muchas armas que ha utilizado de maner efectiva en diversos escenarios considerándose a la furia verde como el monstruo de varias cabezas; todo esto gracias a la flexibilidad del sistema y por supuesto a todo el talento que poseen, el que reclutaron, logrando así optimizarlo.

El mensaje que busca dar Raptors primeramente es el que son grandes contendientes al título. Por otro lado que en su casa es más difícil vencerlos, pues llevan tres victorias al hilo como locales y sumado a eso es un equipo que mantiene el deseo de lograr levantar el trofeo ya que la temporada pasada se quedaron con la espinita.

A todo este trabajo ofensivo se suma el regreso de Juan Carlos “Goliat” Nájera y el posible regreso de Diego Yañez en playoffs, añadiendo más elementos al ataque de la furia verde.

Poseen el liderato en yardas, en quarterback, en intercepciones y en capturas. Los Raptors no tienen pretexto alguno para quedar fuera, pero aún tienen trabajo importante que hacer porque los números, los récords se vuelven sólo estadísticas, lo que buscan es hacerse del Tazón México IV su tazón y no perderán de vista el objetivo.

Leave a Reply