LFA Total… En palabras de Diego Ruíz Gómez

LFA Total entrevistó a uno de los jugadores que hicieron su debut como profesionales en 2020 en la Liga de Fútbol Americano.

Quarterback número 2, quien pertenece a Artilleros de Puebla, Diego Ruíz Gómez se integró en esta temporada al equipo para darle continuidad a su trayectoria deportiva. Su desempeño colegial lo ubicó bajo un reflector que lo mantuvo en la observación constante de la afición a este deporte.

A pesar de que su inicio en Artilleros no fue lo que se pronosticaba por los marcadores finales en las primeras cuatro semanas, su desempeño no es para menospreciar pues han sido circunstancias las que los llevaron a no conseguir victorias hasta la última semana jugada el 21 de marzo cuando sostuvieron un encuentro emocionante y lleno de adrenalina.

Ante la invitación de Luis Vera y su familia de pertenecer a Artilleros de Puebla, Diego quiso experimentar un nivel más exigente. Gracias a que ya había jugado con algunos de los integrantes del equipo en su etapa colegial, le resultó atractiva la oportunidad.

“No esperaba que el nivel de LFA fuera así. El consenso en equipo era tirarle a ganar muchos partidos y conseguir el Tazón México. No se pudo concretar lo que se planeó y debido a la suspensión de la temporada, no pudimos afinar detalles de concentración y estrategia. Nuestros jugadores son de muy alto nivel, pero no nos alcanzó el tiempo para hacer las cosas bien, puesto que podíamos contender después por más.”

Ante las especulaciones de su inclusión en la LFA, Diego comentó que la conexión que tiene con algunos de sus compañeros se vio reflejada en el marcador, a pesar de las adversidades. La transición iba siendo positiva y la adaptación se estaba dando pues el objetivo de la liga es atraer a más y mejor talento.

La diferencia de la presión en el juego colegial, donde la exigencia lo obligó a demostrar todo lo que había aprendido de sus compañeros, a la del profesional le resultó no tan pesada puesto que la mentalidad ayuda a mejorar, a competir y ser mejores. No concibió otro objetivo más que el campeonato puesto que Artilleros comparte esa actitud, que cada juego representaba un escalón para estar en posición de competir en postemporada.

“Mi postura ante mi continuidad en Artilleros, dependerá de la situación laboral respecto a mi preparación académica pues estoy terminando una maestría en administración de empresas y quisiera insertarme en la industria para desempeñarme en lo que estudié. Todavía no podemos pensar en sostenernos como jugadores profesionales; sin embargo, mi aportación quiero que sirva para que esa condición se dé. La LFA ha dado un paso en la dirección correcta al ofrecer la oportunidad de poder buscar una oportunidad en Canadá.”

La posición de quarterback puede ser jugada por quienes han nacido con esa facultad de hacerlo o por quienes nunca lo han practicado. Según Diego, la práctica constante y el entrenamiento adecuado lo hicieron un jugador exitoso y si se logra compaginar lo académico con el fútbol americano, los resultados pueden ser formidables.

Por: Cinthya García Guerrero

Cinthya García
Redes

Deja un comentario