LFA-CFL Una gran experiencia deportiva

La aventura de nuestros mexiCANstars comenzó hace dos semanas apenas. Quienes participaron en el Tazón México IV de la LFA tuvieron que apresurarse a dejar sus ciudades para viajar a Canadá debido a la premura con la que fueron solicitados en los equipos de la CFL. Viajaron 27 jugadores LFA para repartirse en los 9 equipos canadienses.
Ninguno fue con la certeza de contar con un lugar asegurado. En verdad, el proceso es un “volado”; sin embargo, la balanza se inclinó a su favor al haber sido observados durante la temporada 2019 de la LFA y su participación fue evaluada por los reclutadores extranjeros.

Únicamente por las redes sociales se ha conocido un poco (realmente poco) de lo que está sucediendo con los jugadores LFA que están probando suerte en la liga canadiense. De hecho, han regresado al país unos cuantos (contados) por circunstancias diversas ya que algunos viajaron con condiciones físicas comprometidas y debido a la cercanía del comienzo de la temporada de la CFL, no conseguirán recuperarse de las lesiones.

No obstante, hay talento mexicano buscando sobresalir en sus equipos anfitriones. Tales son los casos de Javier García y René Brassea quienes están consiguiendo destacar en los Roughriders de Saskatchewan, Guillermo Villalobos y José Maltosen los Redblacks de Ottawa y Gabriel Amavizca en los Blue bombers de Winnipeg, por nombrar algunos.

En una conversación con Luis Humberto López y Omar Cojólum, comentaron que las jornadas se les “hacían eternas” pues las actividades son demandantes y sus itinerarios estaban saturados. Las clases de inglés, las prácticas en campo y las sesiones de video y teoría de football, no les dejaban mucho tiempo para desconcentrarse en el objetivo fijado.

La experiencia ha resultado un interesante “laboratorio deportivo” para ambas ligas. De este “experimento” hay mucho por ganar puesto que la exigencia y demanda en todos aspectos solo puede producir crecimiento y desarrollo.
Este “siguiente nivel” como lo llaman muchos MexiCANstars les está redituando más de lo que podrían esperar. La distancia y diferencia en el football canadiense son barreras que la actitud les está sirviendo para derribarlas para conseguir un crecimiento.

Ellos son un ejemplo del potencial que participa en el fútbol americano profesional de México y, en especial, de la LFA… una liga con atletas con calidad de exportación.

Por: Cinthya García Guerrero

Leave a Reply