La LFA se solidariza con la paz y el deporte por medio del movimiento White Card

“Queremos ser el país con mayor difusión de este movimiento”, dijo Óscar Pérez

El deporte y la paz son dos términos que forman una mancuerna perfecta. Muchas guerras se libran en el interior de canchas, cuadriláteros o arenas; pero, fuera de estos terrenos, es la hermandad la que impera entre los atletas. Las diferentes disciplinas y sus principales expositores, son motores de labor social en situaciones como racismo, discriminación o derechos humanos.

Es por ello que, desde el año 2013, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) decidió proclamar el 6 de abril como el Día internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz. Esta fecha es bastante simbólica, ya que conmemora el inicio de los primeros Juegos Olímpicos modernos, celebrados en Atenas 1896.

Siguiendo esta línea, la organización internacional Peace and Sports, creada en 2007 con sede en Mónaco, y que pugna por el fomento de la paz usando al deporte como conducto, relanzará la campaña White Card en sus redes sociales con el objetivo de difundir su mensaje en este día. White Card surgió en 2014 y, desde entonces, ha logrado vincularse con 138 países en todo el mundo.

En México, aún no se cuenta con un embajador oficial del movimiento, sin embargo, el Consejo Mexicano del Deporte Profesional (COMEDEP), que tiene entre sus organismos afiliados a la LFA, se ha sumado al movimiento White Card.

El presidente de la liga, Óscar Pérez, afirmó lo siguiente:
“Estamos convencidos de que el deporte une, genera y exalta los mejores valores a través de una competitividad sana y franca que canaliza toda la energía y la naturaleza de la sociedad humana en una actividad constructiva y de valores formativos. Nosotros coincidimos al cien por ciento con esta filosofía. Desde nuestros inicios hemos creído que debemos ser una liga socialmente responsable; desde el principio hemos participado con las principales instituciones que agregan valor a la sociedad y ayudan a los más débiles y a las causas que requieren solidaridad y apoyo de la sociedad.

Estamos muy contentos de participar el día de hoy. Todos los jugadores, directivos y miembros de la comunidad del futbol americano se han sumado con nosotros y hemos estado participando. Esto es muy importante porque estamos concursando como país ante la UNESCO para ver quién tiene el mayor impacto en difusión. Todas las actividades deportivas profesionales tendremos actividad de promoción de White Card y, espero que, como país, ganemos a nivel mundial como el que más impacto tuvo”.

La idea del nombre surge como contraparte de la famosa “tarjeta roja” del futbol soccer, la cual simboliza una penalización máxima por conductas antideportivas, muchas veces relacionadas con la violencia. La mecánica de la White Card es simple, y consiste en tomarse una fotografía sosteniendo una tarjeta blanca en forma de gesto simbólico y después publicarlo en las redes sociales. A través de esto, se busca llegar al mundo entero para tomar conciencia de situaciones aún existentes en la actualidad.

Entre las figuras deportivas que forman parte de Peace and Sports destacan: el ex delantero de Costa de Marfil, Didier Drogba, quien también funge como vicepresidente de la organización, el tenista serbio, Novak Djokovic, el piloto brasileño de F1, Felipe Massa, y la campeona rusa de salto con pértiga, Yelena Isinbaeva, de un total de 120 atletas denominados Champions For Peace.

Por: Arturo Velaztegui

Leave a Reply