JULIO CÉSAR SÁNCHEZ, NOVATO SINÓNIMO DE RESPONSABILIDAD Y DISCIPLINA

CDMX 6 de febrero 2018
Poder entender y aplicar los valores y el carácter formativo que brinda el futbol americano a sus practicantes
es una de las principales virtudes fuera de un campo de juego y,generalmente, los que han logrado desarrollar esto, son personas con balance, y éxito en todos los ámbitos de su vida.

Un ejemplo de responsabilidad y dedicación lo encontramos en el strong safety novato de Mayas, Julio César Sánchez, quien día a día lleva estas cualidades en su camino, ya sea como estudiante de la Licenciatura en Nutrición, así como con su familia y, por supuesto,ahora como jugador profesional de la LFA.

“Si eres una persona responsable, las cosas van a llegar solitas; tienes que hacer lo que te toca, despertarte
temprano, ir a la escuela y ser una persona disciplinada; por ello te acostumbras a ese tipo de situaciones para tener un resultado positivo entonces, este deporte en particular me ha enseñado a ser disciplinado y muy
responsable”, dijo el joven defensivo con 25 años de edad.

Azul y oro de toda la vida La UNAM y Julio César tienen una historia deportiva llena de triunfos, la cual inició cuando llegó a la categoría infantil de Pumas siendo tan sólo un niño y, desde entonces, no dejaría los colores de la Universidad hasta su último día como jugador de Liga Mayor.

“Tengo mi carrera deportiva en la UNAM. Toda la vida he jugado en la UNAM desde los seis años; afortunadamente me tocó ser de una camada infantil hexacampeona a la que denominaron ‘Los Galácticos’. En juvenil jugué con los Tigres del CCH Sur, y en Intermedia volví a Pumas Oro en Ciudad Universitaria, donde también jugué mi Liga Mayor”, recuerda el safety.

Durante ese tiempo, Sánchez Martínez conoció el significado de ser un campeón ya que, además de los títulos consecutivos obtenidos en Infantil, como jugador de Liga Mayor fue parte de la generación que obtuvo el bicampeonato en los años 2013 y 2014 con los felinos del Pedregal frente a sus acérrimos rivales de la década, los Auténticos Tigres de la UANL, sin mencionar que en 2015 vistió el jersey del seleccionado nacional de México categoría senior.

Hoy que Julio César ha llegado al profesionalismo con el Imperio Azul, se ha reencontrado con varios de sus
excompañeros en Pumas, tales como David ‘Cheche’ Aceves, el capitán Julio Nava o José ‘Wakko’ Garatachea, por mencionar algunos. Esta situación le ha agradado mucho al novato Maya, ya que conoce de sobra el talento de sus colegas, a quienes ha definido como triunfadores.

“A ellos les tocó ser mis veteranos, fue una experiencia muy padre y qué mejor que volverlos a encontrar en el terreno profesional siendo parte de un equipo que ahora tiene diferente nombre, pero con el mismo juego mental que es el de ser campeones. Eso es a lo que yo denomino como jugadores que siempre han sido ganadores”.

La oportunidad al profesionalismo

  1. Los pasos que ha dado la LFA a través de sus primeras dos temporadas han conseguido, entre otras cosas, que
    varios jugadores egresados de Liga Mayor o que busquen seguir su camino como deportistas, quieran ingresar a
    sus filas, a pesar de haber tenido cierto escepticismo cuando el proyecto fue creado.

    Así ocurrió con Julio César, quien finalizó su elegibilidad en Liga Mayor en el año 2016, justamente cuando se
    fundó la liga, optando por esperar un poco para observar el crecimiento de la entonces nueva apuesta profesional en el futbol americano del país que hoy es una realidad en la que ya está participando y buscará dar lo mejor de sí, asumiendo la responsabilidad que significa ser parte del conjunto que ha sido referencia del torneo.
    “Llegué a través de personas como el coach Alfaro y César Zúñiga; quienes me contactaron y me dijeron que si me
    interesaba el proyecto. Para ese tiempo yo quería jugar de manera profesional, y qué mejor que poderlo hacer en el mejor equipo, el que lleva el bicampeonato.

    Hoy veo una evolución bastante agradable porque, precisamente te podría decir que cuando yo acabé mi elegibilidad, mi visualización de esta liga era que estaba empezando y habría que darle tiempo para ver cómo se desarrollaba. Hoy la he visto y año con año ha sido cada vez mejor”, opinó Sánchez Martínez, que se integró al equipo bicampeón de la LFA por medio del tryout abierto.

    A pocos días de iniciar la tercera temporada de la LFA, el sector de los defensivos profundos en el Imperio Azul fue uno de las que más se reforzó, con movimientos como el de la llegada de Julio César, quien está consciente de
    que el trabajo en su posición debe ser impecable para evitar las jugadas grandes de sus rivales. “La posición de safety es muy importante a la defensiva, ya que un error de nosotros equivale a seis puntos; por eso mismo desde que llegué se siente un ambiente muy tranquilo, pero de mucha dedicación y trabajo. Es un equipo fuerte y rápido; esto para los profundos es algo fundamental y es lo que nos va a caracterizar este año”, finalizó el nuevo refuerzo del perímetro blanquiazul. .

Leave a Reply