FELIX “KIKI” GUERRERO EJEMPLO DE DISCIPLINA, PASIÓN Y COMPROMISO

CDMX 18 de enero 2018. “Si quieres sobresalir tienes que hacer lo extraordinario, ser la diferencia.”- Para nuestro tackle defensivo, Felix “Kiki” Guerrero ser la excepción ha sido su meta no sólo con el deporte, sino en toda su vida.

Originario de Querétaro, desde pequeño, Kiki se fue haciendo de distintas disciplinas deportivas como el basquetbol, natación, voleibol y a veces llegaba a jugar tocho bandera, pero fue hasta los 18 años que empezó a jugar futbol americano gracias a la invitación de un amigo suyo.

Arrancando en el Tecnológico de Querétaro poco a poco fue iniciando su vida en el americano y a pesar de llegar en liga mayor logró mantenerse en el equipo gracias a la vida atlética que llevaba, posteriormente en el 2008 se cambió al equipo de los Zorros de Querétaro, para culminar en Linces Querétaro su liga mayor.

“Lo que más me gusta de este deporte es la formación que te da, es el más completo. Aprendes a conocer a gente de todo tipo y es uno de los deportes que te da muchas experiencias. Abre puertas laborales, sociales y académicas”-comentó Kiki y fue por ello que decidió dedicarse al americano poniéndole pausa a los demás deportes.

Kiki no es un jugador conformista y siempre trata de superar sus propias marcas día con día, sabe que él es su principal reto a vencer, por ello su nivel de exigencia es muy personal creando un jugador muy disciplinado y comprometido con el equipo, sus objetivos y su persona.

Estuvo siguiendo a la LFA y al equipo de Raptors por su amigo Diego Ruiz quien ha sido parte de la furia verde des de la temporada uno, sin embargo, en la segunda edición se dio cuenta que todavía tenía mucho que dar y podría pertenecer a un equipo de la liga. Gracias a ello se preparó 6 meses específicamente para entrar al equipo de Raptors y dar los mejores resultados en el Tryout.

“Me preparé para llegar al equipo de Raptors. Cuando fui al Tryout le pregunté a un coach del equipo (que curiosamente terminó siendo coach de su unidad) qué era lo que tenía que hacer para quedarme en el equipo y lo que me pidió fue lo que hice”-comentó Kiki, recordando el día de las pruebas.

Con mucha entrega Kiki logró entrar en el equipo sin importarle las horas de traslado que debía hacer todos los días de Querétaro al Estado de México para los entrenamientos, él quería estar en el equipo. En las primeras prácticas le costó un poco de trabajo incorporarse por el ritmo, el sistema, pero poco a poco fue sintiendo los colores y enamorándose de todo lo que el ser Raptors significa.

Su coach de unidad, Raúl Herrera, sabe lo entregado que es en el campo y que su disciplina lo va a llevar muy lejos en su primera temporada de la LFA. “Es un jugador muy fuerte y explosivo, va a ser necesario cuando nos enfrentemos con líneas ofensivas de gran tamaño como la de Dinos”-comentó el coach.

El crecimiento que ha estado teniendo el fútbol americano en México ha sido muy importante en los últimos años. Kiki vivió la evolución de este deporte en su Estado, Querétaro, ya que cuando era pequeño no había muchos lugares para jugarlo a comparación de lo que es ahora teniendo más de 5 programas donde se puede desarrollar un jugador de americano. Por lo tanto no sólo será jugador, también será parte de los portavoces de la LFA que ayudan a transmitir esta pasión a más lugares de la república.

“Quiero ser un referente. Vengo a esta liga a sobresalir y lo más importante es que voy a ayudar a buscar el campeonato.”-expresó finalmente.

Portando el #99 en su nueva piel, Kiki Guerrero está listo para darle inicio a esta temporada 2018.

Leave a Reply