Entre familia

      No hay comentarios en Entre familia

En todas las familias siempre estará la discusión de quién se irá en el asiento con la ventana o quién va a decidir a dónde ir a comer después del partido y en esta ocasión el que será el consentido de la familia será el que se lleve la victoria del juego de la semana 5 entre Condors y Mexicas. 

El juego del sábado tendrá un elemento especial que lo hará más emotivo ya que dos familias estarán en incógnita sobre cuáles colores portar o a cuál porra se irán cuando se dé el silbatazo inicial en el emparrillado.

Partiendo por el duelo hermano contra hermano: 

Los hermanos Gómez Galván será uno de los duelos a observar, ya que Rafael (número 10 de Condros) es receptor y Andrés (número 10 de Mexicas) juega en el perímetro; estando en constante competencia deportiva e inclusive un duelo uno a uno que definitivamente no querremos perder de vista.

Aunque la temporada pasada los dos hermanos ya estaban en sus respectivos equipos no se había dado la oportunidad de que estuvieran adentro al mismo tiempo y será el primer encuentro que se dé así, conscientes de que los dos son capaces de cambiar el rumbo del partido.

“Es una emoción muy padre. Siempre he apoyado a mi hermano queriendo que saque lo mejor de sí y esta vez no será la excepción. Va a llegar el momento en que tenga que tacklear a mi hermano o pelear por un balón y será interesante, porque lo voy a hacer a máxima, lo voy a hacer fuerte; pero también está la parte de que soy su hermano y siempre lo he cuidado” -comentó el hermano mayor Andrés Gómez. “Va a ser un largo camino de regreso a casa porque el que pierda, no se la va a acabar.”

“Pues me parece un tanto divertido. Me han preguntado durante la semana si mi hermano me pegaría muy fuerte o si es ‘manchado’ y ese tipo de cosas. Siempre contesto que sea como sea, él me cuida y me cuidará, seguro que me pegará fuerte, pero todo dentro del fútbol”. -comentó Rafael Gómez.

Por otro lado, está el duelo padre contra hijo:

Aunque no sea un duelo directo, el liniero defensivo de Condors, César Pérez (#92) será scouteado por su papá Juan Carlos Pérez, quien es el coach de la línea ofensiva de Mexicas y ¿quién sabe mejor tus puntos débiles de tu padre?

No es la primera vez que el coach Pérez juegue contra uno de sus hijos. Siendo coach de liga mayor también se vio en un escenario similar, pero con su hijo mayor.

“Fueron sentimientos encontrados y difíciles. Por una parte, mi equipo, al cual debía y quería ganar, pero a la vez del otro lado estaba mi hijo” -comentó- “Ahora es un poco diferente ya que César está a la defensiva y yo a la ofensiva siendo un encuentro directo. Mis jugadores me preguntaban por las debilidades de César y yo les contesté que vieran sus videos. Lógico, le quiero ganar. Lo único que le pido a mi padre Dios es que gane el mejor.”

“Poder enfrentar a mi papá es especial porque es la persona por la cual juego este deporte. Es divertido porque normalmente mi papá me da consejos para hacer mejor las cosas y en esta ocasión él es quien tiene que hacer una estrategia para bloquearme -comentó el jugador defensivo Pérez- Sin duda el sábado será algo especial jugar contra él; es una sensación diferente saber que normalmente me apoya y en esta ocasión es lo contrario ya que estará de lado contrario queriendo verme perder. Creo que será un gran partido el cual disfrutaré mucho.”

Estamos a pocos días de este duelo y, más allá del increíble contexto que tienen estos dos equipos en su historia, el día de hoy se le agrega un detalle con una carga emotiva dejando a un lado el resultado del juego, finalmente el fútbol es familia, literalmente.

Por: Fernanda Mayen

Fernanda Mayen
Últimas entradas de Fernanda Mayen (ver todo)

Deja un comentario