Artilleros sacó sus armas secretas contra Osos

A las 15:00 horas inició la batalla de Artilleros de Puebla contra los visitantes Osos de Toluca en el Templo del Dolor de la Universidad de las Américas Puebla.

El encuentro entre las franquicias más recientes de la Liga de Futbol Americano profesional (LFA) se desarrolló en un día medio nublado, con una temperatura agradable y adecuada para llevarse a cabo.

En el primer cuarto, para ser más precisos, en el primer “drive” Osos abrió el marcador con una anotación de Julian Darrell Crandall (número 6), quien interceptó un pase de Andrés Chio Méndez (quarterback número 7) y lo llevó hasta la zona de touchdown. El punto extra fue bloqueado, dejando 6 puntos a favor de los visitantes. El desarrollo de lo que quedó del cuarto, sucedió sin incidentes de relevancia.

El segundo cuarto fue un ir y venir de ofensivas. Las defensivas no permitieron el juego tanto terrestre como aéreo.
De regreso al tercer cuarto, Artilleros entró al campo “a tambor batiente” y, pasado el primer minuto, Jhoset Crasborn Herrera (quarterback número 10 de Artilleros) lanzó un pase de más de 20 yardas a Andrés Chio Méndez, el cual los llevó hasta la zona roja del terreno de Osos. Durante esa ofensiva, un acarreo de Raymundo Torres Ramírez, número 28, los llevó hasta la zona de anotación, poniendo el marcador 6 puntos a 6 y con el punto extra de la patada de Gabriel Amavizca (número 4), sumaron un punto más para Artilleros.

Para el último cuarto, Osos intentó sostener la batalla; sin embargo, un pase de Crasborn a Sebastián Olvera (número 16) sumaron otros 6 puntos más para los poblanos y uno con el extra. El marcador se puso 14 a 6 a favor de los locales. Minutos después, Carlos Alberto Quiroz (número 21) interceptó un pase de Alan Macedo (quarterback número 10 de Osos) para acercarlos a la zona roja donde Amavizca sumó 3 puntos más con un gol de campo para 17 puntos.

Cerrando con broche de oro, el equipo poblano consiguió 3 sacks por parte de Alan Eduardo Méndez (número 43), Hassen Aguilar (número 45) y Francisco Krauss (número 97) levantando el ánimo del equipo que estaba urgido de hacer cosas grandes para su afición.

Por:Cinthya García Guerrero
Foto: Israel Vera

Leave a Reply