Amor y pasión, la clave para llegar a la LFA

Ciudad de México.- La LFA está por iniciar su tercer temporada, y cada año se intenta mejorar para ofrecer un mejor espectáculo, por lo que se decidió incluir un miembro extranjero por equipo desde el año pasado.

Este año se unió a Mexicas Terrill Gourdine, corredor de 27 años, con experiencia en el colegial de Estados Unidos y Football Canadiense.

Nacido en North Carolina, comenzó a practicar este deporte hace 14 años, y ahí descubrió al que considera como el amor de su vida, el futbol americano.

El oriundo de Carolina asegura que es una persona soñadora y trabajadora, con la mente siempre puesta en sus objetivos.

“Desde que tenía 5 años siempre veíamos el fútbol americano, y uno de mis sueños era jugar para los Vikings, y mi primer equipo se llamaba Vikings, así que puedo decir que ya cumplí ese sueño”, comentó el jugador entre risas.

Como todos los niños, Terrill aspiraba a ser como uno de sus grandes ídolos, esa persona a la que vio jugar en la NFL mientras el tiempo pasaba, y a lo que le debe su nombre según comenta Gourdine.

“Mi ídolo de pequeño era Terrill Davis, el corredor de Denver Broncos, de hecho por el me pusieron ese nombre así que ¿cómo no sería mi ídolo?”, aseveró el corredor de Mexicas.

La nueva arma al ataque de Mexicas asegura que el trabajo duro es la clave del éxito para que el equipo pueda ser contendiente en esta temporada. Sus corredores favoritos de los últimos años son Alfred Morris, Le’Veon Bell y Marshawn Lynch; estos jugadores por la gran explosividad a la hora de acarrear el ovoide, de trabajar en entrenamientos y mantenerse en buena forma durante el off-season. Con ellos considera que es buen punto de comparación para igualarlos y quizá un día superarlos.

“Me describiría como un jugador que le gusta el trabajo duro, me gusta que todos los que están junto a mi trabajemos a la par para ser mejores”, puntualizó Terrill.

Esa mentalidad de querer ganar siempre y superarse día con día lo llevaron a jugar en Livingstone College, en su ciudad natal. Jugó 4 años para esta universidad al mismo que estudiaba, estuvo en Livingstone hasta que se graduó y de esta forma continuar con el gran sueño que tienen los jugadores de futbol americano, jugar a nivel profesional.

Gourdine se preparó después de College y se metió al NFL Combine buscando un lugar con el equipo que disputó el Super Bowl LI frente a Patriots, Atlanta Falcons. Poco tiempo después estuvo con Virginia Storm, para este año llegar a la Liga de Futbol Americano Profesional
“Fui a Livingston College, jugué 4 años ahí, me gradué, hice el try out para estar en Atlanta Falcons en el NFL Combine, jugué con Carolina Renegades, Outsiders, Virginia Storm y ahora con Mexicas”, comentó el jugador oriundo del norte de Carolina sobre su carrera como jugador de futbol americano a lo largo de 14 años.

Su estadía en la Ciudad de México
El corredor americano comentó que está decisión no fue fácil, y no por él, su familia le hacía ver cosas negativas sobre emprender un viaje a un país diferente donde no conoce el idioma. Sin embargo, afirmó que nada se compara con la pasión que siente por el deporte que ha practicado y visto durante tantos años.

“Mi familia no quería que viniera, estaban un poco preocupados por mi seguridad, pero yo puedo viajar por el mundo y que mejor forma de hacerlo que haciendo lo que más amo, el futbol americano me trajo a México y eso está bien para mí”, aseguró Terrill.

Gourdine comenzó sus entrenamientos hace una semana y asegura que sus compañeros lo han recibido de buena forma en el equipo, además que admira la ayuda recibida para entender las jugadas y todo lo que sucede en un entrenamiento de Mexicas. Además asegura que en el poco tiempo que tiene viviendo en la CDMX, las personas en general han sido amables con él y piensa que este país es un lugar increíble.

“Las personas aquí son muy amables, una dificultad es el idioma, pero mis compañeros me están ayudando con eso, México es un lugar increíble”.

Además de ser un jugador que le gusta trabajar duro para cumplir sus metas, se describe como una persona muy competitiva, ya que esto ayuda a mejorar en lo personal a cada quien.
En cada entrenamiento todos deben competir por ser titulares en el juego inaugural, pero esto no asegura que así será toda la temporada, por lo que la competencia siempre estará presente, incluso en el desarrollo del encuentro, un pequeño error puede significar ser banca y a la larga se puede perder la confianza dada por el staff de coacheo.

“Los entrenamientos han sido intensos, amo competir, y entre más compitamos entre nosotros, seremos un mejor equipo”.

“Una misión, una meta en conjunto, es la forma lograremos ser un equipo exitoso”. Así concluyó el corredor de Mexicas, Terrill Gourdine.

Leave a Reply